Es el complemento perfecto para cualquier carne o guiso. (Foto: Kiwilimón)
Es el complemento perfecto para cualquier carne o guiso. (Foto: Kiwilimón)
Redacción EC

Conocida por su gran aporte de hierro y fibra para nuestro organismo, la espinaca es una de las hortalizas más completas que tenemos en el mercado. La podemos utilizar en múltiples preparaciones frescas para este , como en esta deliciosa con fresas y queso fresco.

▷ 

El canal de YouTube Kiwilimón nos enseña a preparar este platillo ideal para los días calurosos. El procedimiento es sencillo y el resultado es ideal para acompañar cualquier carne o guiso. La receta es para dos personas. Toma nota.

Ingredientes: 100 gramos de fresas, 2 toronjas, 3 tazas de espinacas trozadas, 1 taza de arúgula, 150 gramos de queso fresco, 150 gramos de zarzamoras o arándanos, 50 gramos de germinado de alfalfa, 1/3 de taza de aceite de oliva, 2 cucharadas de vinagre blanco, sal y pimienta al gusto.

Preparación: Lava y desinfecta muy bien las fresas, luego quítales las hojas con la ayuda de un cuchillo o una cucharita. Una vez limpias, córtalas por la mitad. El mismo procedimiento realízalo con las toronjas. Reserva ambas frutas.

Deshoja la espinaca y lávala con algún desinfectante. Sécalas y con tus manos, trózala para que no se oxide, pues el contacto con el metal del cuchillo acelera este proceso.

En un bowl, mezcla la fresa, toronja y espinaca. Añade el germinado de alfalfa, las hojas de arúgula y el queso fresco cortado en cubos. Integra todos los insumos.

Para el aliño, licúa las zarzamoras o arándanos (previamente limpios) con el aceite de oliva, vinagre blanco, sal y pimienta. Mezcla los ingredientes por un minuto hasta que tome punto.

Sirve la ensalada sobre un plato y báñala con el aliño. ¡Buen provecho!