Vanessa Saba adoptó a Junio a mediados del 2016, luego de que su amado Schnauzer Charlie falleciera con 15 años de edad.
Vanessa Saba adoptó a Junio a mediados del 2016, luego de que su amado Schnauzer Charlie falleciera con 15 años de edad.
Andrea Carrión

Quien conoce a Vanessa Saba no solo sabe que es una de las actrices más destacadas del Perú, también sabe que adora a los perros y que lleva años .

Su más reciente incursión: . Hace poco se convirtió en embajadora de esta asociación sin fines de lucro, rol con el que pretende ayudar a expandir su mensaje y darle voz a más perros sin hogar.

“Mi participación consiste en difundir y ayudar a crear consciencia, no solo en cuanto a adopción y esterilización, sino también con el cuidado de mascotas. Si tienes un animal en casa, cuídalo pues, se responsable”, comentó Vanessa.

Una de sus primeras acciones en vivo como Wufer se dio hace unos días en Milagros Perrunos, uno de los 5 albergues que representa WUF. Ahí Vanessa pasó un rato con muchos de los perros discapacitados que han encontrado un hogar temporal en este refugio.

Horas más tarde Vanessa ya había subido una foto en su cuenta de Instagram compartiendo su experiencia.

Vanessa en el albergue Milagros Perrunos, especializado en dar apoyo a perros discapacitados.
Vanessa en el albergue Milagros Perrunos, especializado en dar apoyo a perros discapacitados.

Se estima que en el Perú existen más de 6 millones de perros sin hogar. Así como con Carlos Alcántara y Andrés Wiese, también embajadores WUF o Wufers, la incorporación de Vanessa ayuda a WUF a seguir trabajando para lograr su objetivo: construir un mundo mejor para todos los perros.

“Ser Wufer es ser , es abrir una conversación sobre una problemática que debe resolverse desde la concientización, es ayudar y colaborar con hacer de este mundo un espacio más amigable para los animales. Ser Wufer es ser, no parecer, es hacer, es poner el hombro y ponerse en el lugar de los que hasta ahora no han tenido voz pero que nosotros, sumando esfuerzos con los embajadores, se la damos para hacer un eco potente que logre cambios profundos en nuestra sociedad”, comentó Lucía Vásquez, gerente de marketing de WUF.

El gran alcance que tiene Vanessa Saba es clave, pero no es lo único. Su amor y dedicación por los animales es el complemento perfecto para ser una Wufer.
El gran alcance que tiene Vanessa Saba es clave, pero no es lo único. Su amor y dedicación por los animales es el complemento perfecto para ser una Wufer.


La vive de cerca

En el 2016 Vanessa y su esposo Frank Pérez Garland adoptaron a Junio luego de que su Schnauzer Charlie, de 15 años, finalmente descansara para siempre. El vacío que dejó fue inmenso, habían pasado dos años intensos cuidando de Charlie y de Pinocho, quién falleció meses antes. Pero luego apareció Junio en Facebook, lo adoptaron y todo mejoró.

“Es súper importante sentirte bien por haberle cambiado la vida a un animal, aunque siempre recalco que ellos terminan haciéndonos más felices a nosotros. Charlie y Pinocho eran mis hijos, nunca pensé que iba a poder... (silencio)... Junio me sanó. Con él se me hizo más fácil la pérdida. Ellos te dan tanto cariño, es todo lo que hacen, no piden mucho más”, comenta Vanessa.

Para Vanessa hay muchas personas que sienten que los perros le dan un propósito a nuestras vidas.
Para Vanessa hay muchas personas que sienten que los perros le dan un propósito a nuestras vidas.

Si bien Vanessa ha sido parte clave en varios rescates y adopciones de perros, Junio es el primer perro adoptado por ella y su esposo Frank. Ayudada por su popularidad, ella usa su vitrina no solo para apoyar perros perdidos y fomentar la adopción, también usa las redes sociales para crear consciencia, promover campañas de esterilización y darle una mano a los albergues.

“Es tan importante lo que hace WUF porque le alivia la tarea a los albergues y crea conciencia sobre el respeto que merecen los animales”, señala Vanessa. “No todos tendremos el dinero para poner un albergue o la capacidad de adoptar, pero hay muchas otras formas de ayudar”, agrega.

Vanessa: "A Junio lo recibimos con la 'wata' grande y muerto de hambre. Es lindo, cariñoso y muy bueno".
Vanessa: "A Junio lo recibimos con la 'wata' grande y muerto de hambre. Es lindo, cariñoso y muy bueno".




¿Qué es WUF?
es una asociación sin fines de lucro dedicada a la promoción de la adopción, el trabajo de concientización sobre la realidad de los perros en estado de abandono y la ejecución de proyectos que contribuyan a la construcción de un mundo mejor para todos los perros.

Esta es la plataforma WUF.
Esta es la plataforma WUF.