Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Política

Acusan a dos implicados en el caso del gasoducto del sur

Fiscalía imputa delitos de colusión agravada a ex presidente de comité de Pro Inversión y a ex representante legal de Odebrecht

Gasoducto Sur Peruano

En el Congreso, el ex funcionario de Pro Inversión Edgar Ramírez negó conocer el proceso de compra de Odebrecht a Kuntur por el proyecto de gas. Un testigo lo desmiente. (Foto: Eduardo Cavero/ Video: El Comercio)

La fiscalía acusó ayer por los delitos de colusión agravada y negociación incompatible al ex presidente del comité de Pro Inversión encargado de licitar el proyecto del gasoducto peruano del sur, Edgard Ramírez Cadenillas, obra cuyo valor superó los US$7mil millones.

La Segunda Fiscalía Anticorrupción, a cargo de Reynaldo Abia, entregó al Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Lima, que despacha Ingrid Morales, el expediente que sustenta la denuncia contra Ramírez Cadenillas. Además, sindica como cómplice primaria a la ex representante legal de Odebrecht Claudia Hokama Kuwae, a quien acusa del delito de colusión agravada en calidad de cómplice.

—Acusación fiscal—
Según el documento, al que la Unidad de Investigación de El Comercio tuvo acceso, “se imputa a Edgard Bartolo Ramírez Cadenillas, en su condición de presidente del Comité de Pro Inversión Pro Seguridad Energética, el haber concertado con Claudia Teresa Hokama Kuwae, agente autorizado del Consorcio Gasoducto Sur Peruano [Odebrecht y Enagás], a efecto de adjudicarle la buena pro del proyecto ‘Mejoras a la Seguridad Energética del País y Desarrollo del Gasoducto Sur Peruano’”.

Para la fiscalía, el acuerdo entre Ramírez y Hokama incluyó el “desarrollo de acciones previa y estratégicamente concertadas” para descalificar “irregularmente al Consorcio Gasoducto Peruano del Sur [Sempra, GDF Suez, Techint y TGI], irrogando un perjuicio económico al Estado ascendente a US$136 millones”.

La denuncia del fiscal Abia concluyó que ambos, Ramírez y Hokama,“presentan cercanía y trato directo e indirecto, pues anteriormente participaron en el proyecto Gasoducto Andino del Sur, cuyos aspectos técnicos fueron íntegramente elaborados por Ramírez Cadenillas”.

—Conflicto de interés—
La fiscalía ha determinado que Ramírez siempre estuvo vinculado a los dos contratos que el Estado firmó para la ejecución del gasoducto, entre el 2008 y el 2014. Ramírez se relacionó con el proyecto de manera directa y a través de su empresa Latin Energy, brindando asesorías y consultorías –en paralelo– a las estatales Pro Inversión y Osinergmin, así como a las privadas Kuntur Transportadora de Gas y Odebrecht, empresas que terminaron fusionadas.

La acusación refiere que Ramírez Cadenillas “en su calidad de asesor externo le brindaba [a Odebrecht] asesorías en temas de gas, regulación tarifaria, ingeniería de proyectos de hidrocarburos […] hasta fines del 2012; posteriormente, en mayo del 2014, Ramírez Cadenillas asume el cargo de presidente del Comité Especial Pro Seguridad Energética, teniendo dentro de su principal responsabilidad conducir y otorgar la buena pro del proyecto [gasoducto]”, cuyo ganador fue Odebrecht.

—Testigo clave—
El Comercio accedió a la manifestación de Flavio Bento de Faria, ex CEO de Odebrecht en Argentina, quien reveló ante la fiscalía que conoció a Ramírez Cadenillas en el 2008 como representante de Kuntur TG, la primera firma en obtener el contrato del gasoducto durante el gobierno aprista: “Lo he visto una sola vez en el año 2008 en una presentación relativa al proyecto de lo que vendría a ser el proyecto gasoducto sur peruano”.

El ex directivo de la constructora explicó que “la empresa Odebrecht en Perú me preguntó si me interesaría conocer un proyecto a ser realizado en el Perú […]. Tal presentación fue realizada [en Lima] por Edgar Bartolo Ramírez Cadenillas quien se presentó como consultor de Conduit [matriz de Kuntur TG]”.

Antes, en febrero pasado ante la Comisión Lava Jato del Congreso, Ramírez Cadenillas había negado conocer el proceso en el que Odebrecht tomó posesión de Kuntur TG: “No tengo las razones de por qué ellos compraron el proyecto de Kuntur”.

Según el testimonio de un colaborador eficaz, “en marzo o abril del 2014, se decide cambiar al presidente del comité del proyecto gasoducto del sur peruano, a pedido de Jorge Barata Simoes, y ponen otra vez, a pedido de Odebrecht, al señor Édgar Ramírez Cadenillas, quien era de confianza de Odebrecht”.

—Vínculos—
Se lee en el expediente que “no es un hecho negado por Edgard Bartolo Ramírez Cadenillas y Claudia Teresa Hokama Kuwae [que] se conocieran con anterioridad al concurso público internacional del proyecto [gasoducto]”.

Se enfatiza que Ramírez “también habría prestado servicios de consultoría a Odebrecht”, cuando Hokama trabajaba en la constructora, “debiendo resaltarse que habrían coincidido en algunas reuniones de trabajo”.

Este Diario buscó la versión de Claudia Hokama pero esta no respondió nuestras llamadas.

La fiscalía ha pedido para Ramírez y Hokama la variación de comparecencia simple por comparecencia con restricciones. Abia ha propuesto al juez penas privativas de la libertad por 7 y 6 años para Ramírez y Hokama, respectivamente.

MÁS EN POLÍTICA...

Tags Relacionados:

Odebrecht

Gasoducto del Sur

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías