Redacción EC

En partido de preparación para el Mundial Brasil 2014, la midió fuerzas hoy ante la selección de Luxemburgo. El encuentro quedó 1-1.

Si bien el empate causó sorpresa en hinchas italianos por lo débil del rival, una acción del partido se robó toda la atención. El protagonista fue Chris Philipps de Luxemburgo.

El jugador realizó un saque lateral que generó la burla de todo el estadio. Quiso sacar fuerte, pero terminó tropezando y lanzando el balón sin dirección fija.