Recuerda la última entrevista de El Comercio a Jorge Sampaoli
Recuerda la última entrevista de El Comercio a Jorge Sampaoli
Redacción EC

ELKIN SOTELO C. @elkinsot_DT

“Demasiado vendehumo, como decimos en el fútbol, muy histriónico”, se fue diciendo Luis Musrri, técnico del Cobresal sobre Jorge Sampaoli de la Universidad de Chile, quien le había volteado el partido hace un par de semanas. Y, con ello, había asegurado una racha histórica en el fútbol sureño: ocho victorias consecutivas con lo que se rompió el récord que ostentaba el ‘Ballet azul’ (el mítico plantel de la década del sesenta) desde 1964.

Más allá de ese comentario despechado de Musrri, Sampaoli goza de aprecio y respeto en Chile, donde marcha invicto y puntero. Después de entrar en la historia del fútbol chileno, la directiva de su club no dudó en ampliar su contrato por un año más. Deporte Total constató que no se olvida del Perú.

¿En qué evolucionó como técnico desde que dejó el Perú en el 2007?

En la experiencia. No he modificado el grupo de trabajo que me acompañaba en Juan Aurich, Bolognesi; intentamos respetar siempre la idea de juego, pero esto es un aprendizaje constante.

¿Y con la experiencia se volvió menos o más bielsista?

Con los años, se profundizó mi admiración por él. Intento mantener la misma filosofía, pero no desconozco que también existen otras corrientes que han aparecido y que se plasmaron en la Copa América, donde se veía que los equipos más defendían que atacaban. Yo prefiero profundizar en campo contrario.

¿Qué le pareció Perú en la Copa América con Sergio Markarián?

Él (Markarián) ha llevado una buena metodología, que los llevó a ser competitivos. Tiene una fuerte característica vinculada al contragolpe rápido, pero lo mejor fue que comprometió a los jugadores, incluso a los que no tenían mucho roce internacional.

Venimos de ser últimos en el proceso anterior. ¿Cree que la historia no cambió para Perú?

Ahora, el panorama es diferente. Hay un grupo de jugadores convencidos y de buen nivel. No creo que Perú vaya a ser goleado como antes le sucedía; más bien, los veo peleando porque tienen un buen compromiso defensivo.

¿Qué recuerda del torneo peruano y de los jugadores que dirigió?

Buenos jugadores; talentosos como ‘Kukín’ Flores, Alfredo Carmona. De los que ahora juegan en la selección, dirigí a Renzo Revoredo al que le inculcaba ser responsable en el trabajo. Siempre fue un marcador confiable que tal vez no presenta grandes virtudes, pero es sólido. A ‘Cachito’ Ramírez siempre le quise dar dinámica aunque nos costaba que juegue de 10.

Un descubrimiento suyo fue Norberto Araujo, quien no paró hasta nacionalizarse ecuatoriano y jugar en esa selección.

Le había hecho seguimiento desde muy chico en Rosario y sabía que iba a destacar. Lo llevé a Boys y no defraudó. A ese equipo rosado lo recuerdo mucho porque lo clasificamos a la Copa Libertadores.

¿Sin embargo, en Cristal (2007) la fórmula no funcionó?

No pudimos convencer a los jugadores en el corto plazo. Ellos no estaban acostumbrados a entrenamientos más intensos y por mayor tiempo. La idea de la verticalidad era muy rápida para su adaptación.

¿Estuvo a punto de hacerse cargo de las selecciones menores del Perú?

El nivel formativo nos interesa siempre, y me reuní hace años con Manuel Burga. Después de eso, no hubo otro tipo de ofrecimiento.