Chelsea debuta con empate 1-1 en Champions ante el Schalke 04
Redacción EC

Londres (EFE). El del portugués no pudo pasar del empate a uno en casa este miércoles ante el en su primera partido de esta temporada en la . abrió el marcador a los 11' para , que trataban de cerrar el duelo en la segunda parte cuando el holandés los sorprendió con el 1-1.

optó por confiar de inicio para su ataque en el marfileño , una leyenda en a sus 36 años. , que arrastra molestias musculares, estuvo en el banquillo gran parte del duelo tras su exhibición del pasado sábado en ante el Swansea, cuando marcó un triplete.

RESUMEN DEL PARTIDO
El abrió el encuentro comprometidos con la presión en la zona de tres cuartos para tratar de impedir la salida del balón de , y esa táctica dio frutos poco después de los diez minutos de juego: recuperó un balón en un lance en el que los alemanes reclamaron falta, y se hizo con el cuero a pocos metros del área del portero Ralf Fährmann. volvió a cruzar el balón para , que entraba por la izquierda y lanzó un tiro que fue a parar a la red e hizo subir el 1-0 al marcador.

La presión avanzada del propició durante el primer tiempo diversas ocasiones por parte del , para enfado de , que gesticulaba en la banda. El portero belga Thibaut Courtois demostró una vez más sus reflejos bajo los palos al desviar primero con los puños un disparo lejano del alemán Max Meyer. Su compatriota Julian Draxler, poco después, encaró en solitario al guardameta tras una jugada personal, pero su disparo acabó saliendo desviado.

Ya en la segunda parte, con ventaja en el marcador, los de bajaron una marcha y se limitaron a esperar un contragolpe para rematar al rival. El holandés Klaas-Jan Huntelaar, sin embargo, desbarató los planes de los locales al aprovechar en el minuto 62 una cabalgada personal de Draxler para sellar el 1-1. 

El encuentro volvía a estar abierto y el trató de volver a tomar la delantera con la entrada de Costa, en estado de gracia en las últimas semanas. La defensa de los alemanes, sin embargo, resultó un muro demasiado elevado para los locales, que se tuvieron que conformar con la igualdad en el marcador cuando el árbitro marcó el final del encuentro.