Federico Alonso jugó la temporada anterior en Cerro de su país: participó en 31 partidos. (Foto: Liga 1)
Federico Alonso jugó la temporada anterior en Cerro de su país: participó en 31 partidos. (Foto: Liga 1)
José Luis Saldaña

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Aquella noche del pasado 5 de octubre, el hincha de Universitario tenía el corazón dividido en dos lugares: una parte estaba en el estadio de San Marcos, donde los dirigidos por Ángel David Comizzo conseguían el título de la Fase 1 tras vencer 3-1 a UTC; y la otra, con un poquito más de angustia, en el hospital Casimiro Ulloa: las imágenes que se repetían en las redes sociales no solo eran las celebraciones de Iván Santillán, Alejandro Hohberg y Alexander Succar. También la del minuto 26, en la cual Federico Alonso cerraba los ojos, se tomaba el hombro y se iba del campo con dolor. Dolor, que se entienda, por dejar a sus compañeros en plena lucha por el torneo.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: ¿Qué tipo de reclamo puede hacer la Federación Peruana de Fútbol por el arbitraje de Julio Bascuñán?

La ‘U’ al término del cotejo festejaba en el medio del campo y luego se escuchaba los cánticos en el camarín gracias a los ‘en vivo’ de los protagonistas desde sus cuentas de Instagram. Pero la felicidad no era completa: desde el club -minutos después- informaban el diagnóstico del zaguero uruguayo: fractura de clavícula izquierda y con un tiempo de recuperación de ocho semanas.

Federico Alonso -el hombre que alguna vez se viralizó por defender a la 'U’ colocando su frente, desde el suelo, contra los toperoles de un rival y que desde sus cuerdas vocales regaló un manual de grito de gol- sentía que esa noche tenía que hacer un esfuerzo más por el hincha. Entonces, en medio de exámenes médicos y recetas, escribió: "Feliz por cumplir el primer objetivo, gracias a todos por el mensaje de apoyo. Vamos por más...dale ‘U’”.

En las respuestas se apreciaba el cariño de aquellos que aplaudían su desempeño en área propia y ajena, y que incluso lo compararon con Carlos Galván: en Copa Libertadores anotó ante Carabobo y por la Liga 1 lo hizo frente a Carlos Mannucci y Deportivo Municipal. “Tengo que tener mucho reposo para que pegue bien el hueso. Igual estuve yendo a los entrenamientos para que me vea el doctor y, de paso, acompañar al grupo”, le dijo el defensor a El Comercio.

Sí, en Campo Mar siguen pendientes de su evolución pero también de otro tema: su permanencia (su contrato culmina a fin de año). La intención de Federico, como lo dijo hace tres semanas en ESPN FC, es quedarse. Y por mucho tiempo: “Si se da la oportunidad de renovar, encantadísimo, porque me siento muy cómodo. Pero eso es más adelante, no nos queremos desenfocar de dónde estamos. Es muy importante para nosotros seguir sumando, partido a partido. Estoy agradecido de que Universitario haya confiado en mí desde el 1 de enero, siempre voy a estar con las puertas abiertas y pendiente de lo que diga”. ¿Qué se avanzó hasta el momento y desde qué otros mercados ya le escribieron al WhatsApp? Aquí los detalles.

“Te diría que va a extender su vínculo”

Es un tema de ADN. Si Federico Alonso cada vez que anota, aprieta los puños, grita, y luego estira la camiseta para que todo el mundo vea el escudo que tanto defiende, en Montevideo -Deborah, Luka y Luana; su familia- estallaban igual de felicidad (ya están en Lima): saltaban, se abrazaban y hasta entonaban, con todas sus estrofas, las canciones de Universitario. Ha sido una constante a lo largo de sus 17 partidos y 1,466 minutos. El cariño por la ‘U’ no está en discusión: el latido de una casa no miente.

“Luka es mi hijo de 8 años. Termina el partido y en el whatsapp tengo 50 videos suyos, se la pasa grabando todo el encuentro y me pide que le muestre a mis compañeros algunos detalles para corregirnos. También me dice...'no pegues tantas patadas, te sacan muchas amarillas'”, dijo el charrúa.

Ahora, todo hace indicar que los cánticos se repetirán. Si bien hubo acercamiento del mercado ecuatoriano y colombiano, la prioridad la tienen en Ate. Johan Wilson, agente de Alonso, le confesó a este diario: “Hoy seguimos la recuperación de ‘Fede’ para que llegue a finalizar el torneo de buena manera, por él y por el equipo. Segundo, nuestra intención o la prioridad es Universitario. La idea, mínimo, es hacer un par de años de contrato. Ya hay sondeos de afuera del Perú, pero estamos esperando la comunicación formal (de Universitario) para saber dónde estamos parando”.

¿Y desde Universitario qué piensan a dos meses y medio para que culmine el 2020? El Comercio también conversó con Francisco Gonzales, gerente deportivo de la institución merengue, quien nos mencionó: “Ha hecho un torneo más que bueno, donde el comando técnico tomará decisiones (sobre el futuro del plantel). Vamos a evaluar, pero yo te diría que va a extender su vínculo con el club”.

No fue lo único que mencionaron desde tienda crema. Gonzales, a su vez, resaltó la capacidad de acoplarse a dos procesos. "Su buen desempeño, su adaptación a los dos técnicos que tuvo; en enero fue importante (con Gregorio Pérez) y con Comizzo igual. Es un jugador típico para la ‘U', no da nada por perdido hasta el final”, añadió. No hay duda: el hincha, al parecer, lo va a extrañar solamente por este mes y medio de recuperación. A Federico será difícil verlo sin la crema, una camiseta que para el hincha está hecha a su medida.

VIDEO RECOMENDADO

Mosquera se sorprende con análisis de periodista sobre el Cristal vs Universitario

MÁS EN DT...