MDN
CUADROxCUADRO del contragolpe que acabó en gol de Gareth Bale - 1
Redacción EC

El galés regresó a los terrenos de juego 88 días después de caer lesionado, disputando 19 minutos del duelo liguero ante el Espanyol y firmando la sentencia para un Real Madrid que batió un récord al marcar en 42 partidos consecutivos.

Recibió Bale el cariño de la afición del estadio Santiago Bernabéu, tras poner fin a su odisea tras ser operado el 29 de noviembre de una lesión en los tendones peroneos del tobillo derecho. Y lo celebró por todo lo alto. Acaparando titulares y portadas con un gol que define sus características y una efusiva celebración.

Desde que comenzase a calentar en el tiempo de descanso, los seguidores madridistas premiaron con aplausos el trabajo de Bale para regresar a los terrenos de juego. Finalmente, 88 días después comenzó a coger ritmo de competición al entrar a los 71 minutos de un partido que marchaba 1-0, en lugar de Álvaro Morata y ubicándose en su sitio natural, la banda izquierda, pasando al portugués Cristiano Ronaldo a la zona del nueve.

Con rapidez entró en el partido, participativo en las acciones y queriendo protagonismo. El premio lo encontró a siete minutos del final, cuando en un rápido contragolpe lanzó un desmarque al espacio que vio Isco Alarcón. El pase en profundidad lo culminó Bale con un gran disparo cruzado que entró a la portería defendida por Diego López ajustado al poste.

LEE TAMBIÉN...

: "Me ofrecieron entrar a realities y jugar chapadas" — El Comercio (@elcomercio)