La reacción de Marcelo Bielsa al sentarse sobre su vaso de café

siempre es noticia. El entrenador argentino captó la atención de las cámaras en el encuentro entre el frente al Toulouse por la décima jornada de la .

En el comienzo de la segunta etapa, cuando el Marsella ganaba 2-0, Bielsa se puso de pie para dar algunas indicaciones a sus dirigidos. 

Al momento de regresar a su lugar, el técnico argentino no se dio cuenta que su asistente le había dejado un vaso descartable lleno de café encima del 'cooler' que a veces utiliza como asiento... y el 'Loco' se sentó. Al sentir el líquido caliente pegó un salto, lanzó algunos 'ajos' y pateó el envase. Pobre Bielsa.