Redacción EC

Cuando todos esperaban un centro,  colgó a David Seaman y anotó el gol que clasificó a Brasil a las semifinales del Mundial Corea-Japón 2002, torneo que levantó la Copa tras vencer a Alemania en la final. Sin duda, su tanto más recordado en las Copas del Mundo.

En aquel partido, Inglaterra sorprendió a Brasil adelantándose en el marcador al minuto 23 con un gol de .

Sin embargo, al cierre del primer tiempo, Ronaldinho realizó una gran jugada llevándose a 3 jugadores ingleses y, al borde del área, asistió a , quien cruzó el balón lejos del alcance del arquero inglés. Era el empate transitorio donde, más tarde, él mismo quebraría.

Ese gol quedará siempre en la memoria de Ronaldinho y de los que amamos el fútbol como uno de sus mejores goles en los mundiales. ¿Qué opinas tú?