Renzo Gómez Vega

El regreso de Jefferson Farfán es una cuestión de fe. No juega un partido desde hace nueve meses, no entrena con sus compañeros y pasa sus días en fisioterapia. No es una exageración decir que pasa más tiempo con el fisioterapeuta que con Carlos Bustos.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más