Teófilo Cubillas es el único futbolista peruano en anotar un hat trick en la historia de los Mundiales. (Foto: AFP)
Teófilo Cubillas es el único futbolista peruano en anotar un hat trick en la historia de los Mundiales. (Foto: AFP)
Eduardo Combe

El nombre de Teófilo Cubillas siempre aparece en cualquier conversación acerca del Perú en la Copa del Mundo. El ‘Nene’ es uno de los máximos artilleros del torneo, con diez goles en tres participaciones, y deja a nuestra selección en un importante lugar de la historia mundialista. En el libro oficial de récords de la FIFA, el ex ‘10’ nacional aparece como el primer futbolista en anotar cinco goles en dos Mundiales distintos (luego el alemán Miroslav Klose igualó el registro). Un 11 de junio de hace 42 años, el atacante peruano llegó a esta importante marca, pero su historia empezó un poco más atrás.

MIRA: Enrique Casaretto: el ‘loco’ campeón de la Copa América 1975 que hoy batalla por su vida

El 17 de julio de 1968, Teófilo Cubillas, con 19 años, miraba desde el banco como Brasil goleaba a Perú en un amistoso en el Estadio Nacional. El joven atacante de Alianza Lima había sido convocado por primera vez y, quizás, ni soñaba con todo lo que vendría. Al medio tiempo, Didí decidió que haga su debut al ingresar por Alberto Gallardo. La bicolor perdió 4-0.

En un inicio, Cubillas alternó en algunos partidos desde la volante, aunque tras el primer triunfo de Didí con el buzo peruano, el 8 de mayo del año siguiente, el ‘Nene’ pasó a la línea delantera. Lo ubicaron entre ‘Perico’ León y el ‘Jet’ Gallardo, le dieron la ‘10’ y no salió más. Desde ahí, fue la figura en el exitoso camino hacia el Mundial de 1970.

-A la conquista de México-

Ya con 21 años, Teófilo Cubillas jugaba en su primera Copa del Mundo. Perú empataba a dos goles contra Bulgaria, cuando, al minuto 73’, Nicolás Fuentes recoge un balón mal sacado por el arquero rival. Desde la banda izquierda se la pasa a Ramón Mifflin, ubicado en medio del campo, quien hace una pared con Cubillas. El ‘10’ entró al área, dejó atrás a tres rivales y anotó un golazo con la derecha. Así iniciaba la cuenta de sus goles mundialistas.

Cuatro días después, Teófilo Cubillas aumentó a tres esta cuenta con un doblete ante Marruecos. Al 65’, aprovecha un rebote tras un disparo de Chale y anota debajo del arco, en su único tanto con pierna izquierda. Diez minutos después, una genial jugada individual del ‘Cholo’ Sotil permite que reciba el balón al frente del arco y fusile al portero. El equipo de Didí pasó de ronda a falta de un partido y el ‘Nene’ ya era figura.

Alemania Federal goleaba a Perú cuando, en un tiro libre casi al final del primer tiempo, ‘Perico’ León le cede el balón a Cubillas, quien remata desde el filo del área. El ‘teutón’ Sepp Maier quedó descolorado en su portería y vio simplemente pasar ese balón. Teófilo Cubillas había anotado cuatro de los siete goles de Perú en la fase de grupos. Su nombre ya entraba a la élite del fútbol.

Lastimosamente, Brasil nos eliminó en cuartos con un trabajado 4-2 en Guadalajara. Esto no evitó que Cubillas marque un golazo, el quinto en su cuenta personal, igualando a los campeones Pedro Cea de Uruguay, Silvio Piola de Italia, Geoff Hurst de Inglaterra y Garrincha, bicampeón con la ‘verdeamarelha’. Tras no ir al Mundial de 1974, La cuenta del ‘Nene’ se reanudaría ocho años después.

-La consagración-

Luego de pasar por el Basel suizo, el Porto de Portugal y regresar a Alianza Lima, Teófilo Cubillas se volvió a poner la ‘10’ bicolor en el Mundial de Argentina 1978. Esta vez, con 29 años, fue ubicado en el mediocampo por izquierda, para juntarse con César Cueto. Justo esta sociedad generó el primer gol de Perú en su debut ante Escocia: el ‘Maestro’ dio el pase, el ‘Nene’ avanzó y a ‘tres dedos’ marcó un golazo desde fuera del área.

Tan solo seis minutos después, a los 77’, Cubillas anotó uno de los mejores goles de tiro libre en la historia de los Mundiales. Con un elegante remate de derecha, inatajable para Alan Rough, llegaba a siete tantos en seis partidos, sumando los de México 1970. Así, igualaba al alemán Hans Schafer, campeón del Mundial de 1954.

En la segunda fecha, Perú empató 0-0 ante Holanda, en el primer partido que jugó el ‘Nene’ en Mundiales que no marcó. Aun así, Cubillas iba por más y fue en el cierre de la inolvidable fase de grupos en tierras argentinas que demostró todo su potencial.

-Tarde mágica-

El 11 de junio de 1978 en el hoy llamado Estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, Teófilo Cubillas fue protagonista de la mejor actuación individual de un futbolista peruano en la Copa del Mundo. Todo comenzó a los 36, con un dudoso penal tras una falta de Abdollahi cuando Juan Carlos Oblitas entraba al área. El ‘10’ lo cambió por gol, el octavo de su cuenta por la Copa del Mundo.

A los 39 minutos, el portero Hejazi le comete una clara falta a Teófilo Cubillas. Un nuevo penal para la bicolor. Otra vez, el ‘Nene’ lo cambió por gol. Era su tercer doblete en Mundiales, y llegaba a nueve anotaciones en Mundiales, igualando al mítico atacante portugués Eusebio, al alemán Uwe Seeler y a los brasileños Vavá y Jairzinho.

En una combinación entre Velásquez, Cueto y Muñante, este último le pasa el balón a Cubillas, entrando al área, adelanta a los defensas y, de toque sutil, cierra la goleada peruana por 4-1. Era su tercer gol en ese partido, quinto en Argentina 1978 y décimo en siete partidos jugados en dos Mundiales. El ‘Nene’ ya era una estrella del fútbol a nivel global.

Con diez, Cubillas trepaba al quinto lugar en la tabla de máximos goleadores en la historia del torneo. Alcanzaba a Helmut Rahn de Alemania, que se había quedado con el título en Suiza 1954. Además, quedaba a cuatro del también ‘germano’ Gerd Muller. Con Perú en la segunda ronda, con tres partidos más para jugar como mínimo. Soñar en ser el primero no costaba nada.

Luego de esta espectacular actuación, las cosas no le salieron bien. La bicolor no anotó siquiera un gol en la fase semifinal y se despidió con una dolorosa goleada ante el anfitrión. Cuatro años después, en el Mundial de España 1982, Cubillas se metió al plantel mundialista prácticamente por la ventana, pero no marcó en tres presencias. Se quedó con diez en trece encuentros.

Ya es habitual ver el nombre o imágenes de los goles de Teófilo Cubillas cuando se hace una reseña en la historia del torneo. El peruano se codea entre los más grandes futbolistas de antaño y modernos, sin que nadie lo pueda sacar de ahí. Hace 42 años entró a esta prestigiosa lista.

MÁS EN DT...

NO DEJES DE VER

En la memoria del hincha peruano sigue presente el tanto que hizo Teófilo Cubillas a Escocia en 1978. (Video - Fotos: YouTube).

VIDEO RECOMEDADO

TAGS RELACIONADOS