Esta es la Ford Ranger que Nico ha estado probando en el sur. (Foto: Itea Photo)
Christian Cruz Valdivia

Este fin de semana se disputará en el desierto de Ica el Desafío Inca, que vuelve al Perú luego de cuatro años. La carrera contará con la presencia de pilotos nacionales y de talla mundial. Del lado local, tratará de sacar la cara por la casa y competirá en una camioneta Ford Ranger que ha sido preparada por el equipo South Racing, que tuvo a cinco pilotos en el último Dakar y a todos llevó a la meta.


“Ya tenemos experiencia y llegamos con muchos kilómetros que nos permitirán ser competitivos”, aseguró Nico, quien vuelve a competir luego de varios meses de ausencia, ya que su última presencia fue en el Dakar de este año.

Esta vez correrá junto al joven Ashley García de copiloto. El navegante tiene la experiencia de haber corrido junto a su padre en el Baja Inka, en el único camión dakariano que existe en el país.


Nicolás Fuchs irá sobre la Ford Ranger en el inicio de un proyecto propio que apunta también al Dakar 2019, que se disputará en territorio peruano.

Entre el viernes y domingo se recorrerán 900 kilómetros sobre las dunas de Ica. Este jueves los corredores pasarán las revisiones técnicas en el Club Social Ica, donde será el campamento. Luego se hará la largada simbólica en el oasis de Huacachina. Después, la competencia consistirá en tres especiales de dos bucles cada uno.

Entre los nombres nacionales destacan Alexis Hernández, que correrá en UTV, Alta Ruta, así como el mencionado Nicolás Fuchs en camionetas.

No te pierdas