El partido más frío de la historia del hockey se jugó a -25º y con 15 mil espectadores. (Foto: NHL)
El partido más frío de la historia del hockey se jugó a -25º y con 15 mil espectadores. (Foto: NHL)
Redacción EC

El Clásico de Invierno (Winter Classic, en inglés) es un partido de la liga de hockey sobre hielo profesional de Estados Unidos y Canadá (NHL) que se juega en un estadio desde el 2003. Se suele jugar el 1 de enero para promocionar el deporte del bastón y llevarlo a sus orígenes, al aire libre.

MÁS | Miss Fitz, la maestra detrás del video viral que registró la increíble canasta de larga distancia

Sin embargo, este año el partido de hockey batió un singular récord: en el estadio de béisbol Target Field, en Minneapolis, se reunieron 15.000 aficionados para ver el choque entre los Saint Louis Blues y los Minnesota Wild que se jugó a -25 grados debido la ola de frío que asola por estos días al estado de Minnesota.

Los Blues ganaron a los Wild (4-6) en un partido en el que los jugadores terminaron con los rostros congelados debido al fuerte viento, nieve y temperaturas gélidas. Sin embargo, la NHL decidió no suspender el encuentro, que no se jugó tampoco el año pasado por las restricciones de la pandemia.

La NHL había elegido Minneapolis, ya que Minnesota es el estado de EEUU que más jugadores ha aportado en la historia: 637. Era difícil superar el récord de partido más frío, que tuvo lugar en 2003 en otro Clásico de Invierno, Montreal y Edmonton, que se enfrentaron a temperaturas de -18 grados.