Redacción EC

RUDY JORDÁN ESPEJO

Pleno de carpas multicolores, el estadio de Santa Cruz de Cocachacra (Huarochirí) parece un campamento playero en . Son las seis de la mañana. Noventa ciclistas se aprestan para enfrentar la primera edición del Perú 8mil Bike Challenge.

En dos días de competencia, 28 equipos divididos en tres categorías (Open, Más de 130 y Mixtas) debían vencer pendientes de 30 grados, imponerse a alturas que llegan a los 3.800 m.s.n.m. y esquivar el cansancio en una prueba extrema que recorre los 136 kilómetros que separan Cocachacra-San Damián- Sisicaya.

Día 1
La primera etapa tiene muchos kilómetros de una pendiente interminable. Sin duda, el premio al buen humor se lo ganaron las chicas del team “Publimetro”, quienes recorrieron los sesenta kilómetros de camino cantando villancicos.

Destacados deportistas como el competidor de Dakar Ignacio Flores y el ex campeón mundial de bicicross Daniel Roura tenían dificultades distintas: Flores y su team abandonaron; Roura y los suyos no podían alcanzar la punta.

“Este es un trabajo básicamente en equipo”, dice Francisco Basili, director de comunicaciones de Perú 8mil.

Tres tipos vestidos con uniforme blanco y naranja se dispararon rápido del grupo y, como un meteorito, atravesaron montañas, bosques, lagunas y el pueblo de Santiago de Tuna. A los del Scott Wayo Bike no los alcanzaron ni los pájaros. Es así que en cuatro horas, once minutos y 59 centésimas llegaron a San Damián y ganaron el primer tramo.

Día 2
Amanece en San Damián. Las aves silban. El organizador del evento y director de Perú 8mil, Aldo Chiappe, da detalles del segundo tramo de la competencia: se partirá a las 9 de la mañana. Se atravesarán 70 km. Dos equipos abandonaron la carrera. El segundo lugar ha sido penalizado y los ciclistas del Scott Wayo Bikes han ampliado su ventaja hasta 40 minutos: salvo un milagro, ellos levantarán la copa.

No hubo milagros: el Scott Wayo Bike –Jesús Nakada, Walter Cuadros, Víctor Ancco– ganó la categoría Open con un tiempo de 7h:17m:27s. iFitness –Vladimir Figari ©, Ignacio Castro y Luis Fuster– se impuso en la categoría Más de 130 con 8h:09m:38s; Timex Perú –Willy Candia, Gustavo Orellana y Mónica Velásquez– se quedó con la Mixta al marcar 8h:25m:06s.

Conmovidos por el hecho de que seleccionados nacionales estén recaudando fondos para poder ir al Mundial de MTB, los segundos –los Soul Bikes– les regalaron su premio de 1.500 soles a los Scott Wayo Bike.

Pese a que no todos recibieron un cheque, las chicas de “Publimetro”, el veterano abuelo Eduardo Salazar que acabó molido, Pablo Ostolaza que pasó la meta solo y, en general, aquellos que llegaron lucían en su sonrisa la mejor recompensa: la de haberse vencido a sí mismos.