Las bebidas isotónicas solo deben de ser consumidas siempre y cuando se realice alguna actividad física de intensidad moderada.
Las bebidas isotónicas solo deben de ser consumidas siempre y cuando se realice alguna actividad física de intensidad moderada.

Después de un arduo el cuerpo pierde una gran cantidad de minerales a través de la transpiración; por ello, necesitas recuperar todo lo perdido para mantener el balance correcto de sales en tu organismo. Para alcanzar este objetivo, tienes a las bebidas isotónicas como tus aliadas, ya que no solo rehidratan sino que reponen la energía tras un esfuerzo físico intenso.

Otros beneficios que presenta el consumo de esta bebida es que evita las hipoglicemias (cuando el nivel de sangre es peligrosamente bajo) durante y/o posterior al ejercicio y facilita la reposición de glucógeno (reserva energética que abunda en el hígado) agotado. “De esta manera los atletas podrán tener un mejor desenvolvimiento deportivo”, explica el nutricionista .

Composición isotónica
Esta bebida aporta a los atletas sobre todo electrolitos tipo minerales como:
1. Sodio. Este electrolito ayuda a promover la sensación de sed en los atletas. Así seguirán bebiendo y estimulando el consumo de líquidos en su cuerpo para hidratarse.
2. Potasio. Tiene un efecto positivo en el ejercicio y rendimiento de los atletas y al igual que el sodio es un electrolito.
3. Magnesio. Este mineral es esencial para el correcto funcionamiento del organismo, pues ayuda en la contracción muscular y en el funcionamiento del sistema nervioso.
4. Calcio. Este componente favorece a los atletas porque reduce el riesgo a padecer problemas como .

s
s

¿Cuándo tomarlas?
Según Moreno estas bebidas isotónicas solo deben de ser consumidas siempre y cuando se realice alguna actividad física de intensidad moderada-severa superando los 60 minutos de rutina continua. 

El especialista recomienda esta bebida solo con fines deportivos y no en caso de tener trastornos gastrointestinales (diarreas).

Del mismo modo, se sugiere evitar el consumo de esta bebida en personas con obesidad, triglicéridos elevados, diabetes y con problemas renales. “A las personas con esas condiciones de salud se les podría elevar rápidamente el azúcar en la sangre; la bebida contiene grandes cantidades de azúcares disueltos en agua que son absorbidos por el cuerpo”, dice la nutricionista .

Prepáralo en casa
Si bien puedes encontrar diversas bebidas isotónicas en el mercado, puedes también prepararlas en casa de manera sencilla. Para ello, Nutricionista Gonzalo Moreno y Claudia Agüero recomiendan:

Receta 1
Mezclar 1 litro de agua junto a dos cucharadas de azúcar, 1 cucharadita de sal y cucharadita de bicarbonato de sodio. Comienza a mezclar para disolver todos los productos y listo.

Receta 2
Prepara una limonada (agua, azúcar y limón) y agrega una cucharadita de sal marina y una cucharadita de miel. Condensa toda la mezcla y listo.