El once peruano en el partido ante Colombia por la Copa América 1975. (Foto: Archivo histórico GEC).
El once peruano en el partido ante Colombia por la Copa América 1975. (Foto: Archivo histórico GEC).
Jorge Moreno Peña

Periodista

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El video, con la narración de Humberto Martínez Morosini, solo dura 43 segundos. Se inicia con el saque lateral de Soria a Percy Rojas. Tras una serie de rebotes, aparece Cubillas con un remate desde fuera del área, otro rebote, y el balón que queda ‘dormido’ cerca al punto de penal. Ahí, vivo, el ‘Cholo’ Sotil lanza el ‘latigazo’ inmortal. El festejo desaforado. La repetición y listo. Se acabó. No existen más registros fílmicos del triunfo de Perú ante Colombia, en la final de la Copa América de 1975. ¿Cómo fue el partido? ¿La bicolor fue muy superior? ¿Quién fue el mejor jugador de la cancha? Aquí recordaremos lo que pasó aquella noche del 28 de octubre en Caracas, Venezuela.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: ¿Gianluca Lapadula puede alcanzar los plazos para ser convocado este viernes por Ricardo Gareca?

Pero antes, revisemos los antecedentes de la final de este torneo que, por primera vez, reunió las 10 selecciones de la CONMEBOL. Y también la primera que se disputó de manera descentralizada, es decir sin sede fija.

Perú había superado a Bolivia y Chile en la fase de grupos y eliminó a Brasil en la semifinal. Colombia, en tanto, venció a Paraguay y Ecuador, y en ‘semis’ fue más que Uruguay. Se pactaron entonces partidos de ida y vuelta para definir al campeón.

El saludo de los capitanes antes del partido. (Foto: Archivo Histórico GEC).
El saludo de los capitanes antes del partido. (Foto: Archivo Histórico GEC).

Los ‘cafeteros’ ganaron 1-0 en Bogotá y la bicolor se impuso 2-0 en Lima. Se estableció que ‘pesarían’ solo los puntos, no la diferencia de goles, por eso se programó un partido final, en escenario neutral. Perú llegó a esa instancia con cinco triunfos, un empate y dos derrotas. Colombia lo hizo con seis victorias y dos derrotas.

Para el tercer partido, el DT peruano Marcos Calderón recién pudo alinear a sus mejores hombres. Hugo Sotil, entonces jugador del Barcelona FC, arribó para debutar en el torneo. Además, volvió Teófilo Cubillas -del Porto de Portugal- ausente en los dos anteriores encuentros ante Colombia. También llegaron Percy Rojas y Eleazar Soria (Independiente de Argentina), Juan Carlos Oblitas (Elche de España) y desde México lo hicieron Héctor Chumpitaz (Atlas) Oswaldo Ramírez (Español) y Gerónimo Barbadillo (Tigres).

En cambio, el plantel colombiano no contaba con ningún ‘extranjero’ en sus filas. El entrenador Efraín ‘Caimán’ Sánchez tenía como principales figuras al portero Pedro Zape, Diego Umaña (ambos del Deportivo Cali) y Willington Ortiz, apodado el ‘Pelé colombiano’, quien militaba en Millonarios.

El campo de juego en Caracas lucía en pésimo estado por una lluvia torrencial. (Foto: Revista Mundial).
El campo de juego en Caracas lucía en pésimo estado por una lluvia torrencial. (Foto: Revista Mundial).

-MAL INICIO-

La noche del martes 28 de octubre llovió torrencialmente en Caracas y la cancha del estadio Olímpico de la Ciudad Universitaria se convirtió en un lodazal. Pero ese no era el único inconveniente: la iluminación era deficiente. Y en las tribunas destacaba la presencia de muchos hinchas colombianos.

A Perú le costó ‘meterse’ al partido. En los cinco primeros minutos, el portero Ottorino Sartor tuvo que intervenir ante disparos de Díaz y Arboleda. Colombia tomó la iniciativa y presionó sin tregua, especialmente por el sector derecho, donde Rubén Díaz tenía serios problemas con el hábil Ortíz.

“Perú no sabía cómo jugar: mientras sus jugadores no alcanzaban a ‘ganarle’ primero a la cancha fangosa, Colombia se adueñaba del terreno. ¿Saben por qué? Perú quería que de los pies de Cubillas nazcan los ataques y que se junte con el ‘Cholo’ Sotil, pero eso no ocurrió”, se lee en el comentario de la revista Ovación (edición 79).

Teófilo Cubillas y Hugo Sotil volvieron a ser dupla en el partido ante Colombia. (Foto: Archivo Histórico GEC).
Teófilo Cubillas y Hugo Sotil volvieron a ser dupla en el partido ante Colombia. (Foto: Archivo Histórico GEC).

“En la ofensiva no existía ‘diálogo’ entre Percy Rojas, Sotil y Oblitas, que se veían divorciados. Además, Colombia hizo un cerco sobre Cubillas”, apuntó la revista Mundial (edición 44).

“Los peruanos erraban en los pases en un campo que presentaba mal aspecto. Eran los colombianos los que seguían adelante, aunque sin concretar”, despachó de El Comercio.

Quedaba claro que el ingreso del famoso Sotil no encajaba en el funcionamiento de un equipo que se había desempeñado muy bien en las instancias previas. Pero los genios pueden cambiar la historia con una sola jugada.

Colombia fue el dueño de la situación hasta los primeros 20 minutos, donde creció la figura de los legendarios centrales Héctor Chumpitaz y Julio Meléndez. La bicolor había intentado con un par de disparos de Oblitas y uno de Soria.

-'CHOLO' SAGRADO-

A los 25 minutos llegó el único gol del partido. Con el sello de sociedad Cubillas-Sotil, aunque no con sus virtuosos toques, sino a través de una jugada confusa, con rebotes y incluso el mal estado de la cancha permitió que el balón impulsado por el ‘Cholo’ se desvíe en el maltratado césped ante la reacción de Zape.

“Era lo que se esperaba. Con el sello de los ‘afuerinos’ (sic) que jugaron su fútbol de hoy, buscando el arco en las menores jugadas posibles”, comentó la revista Mundial.

“En otras situaciones, Sotil amagaba, quebraba, intentaba la difícil y hacer un gol de lujo. Aquí no: remató de derecha, en primera, se nota que son las enseñanzas europeas”, analizó Ovación.

Hugo Sotil soñaba con jugar la final de la Copa América. Pero como la FIFA no obligaba a los clubes a ceder a sus jugadores para las selecciones, el ‘Cholo’ se ‘escapó’ y compró sus pasajes de Barcelona a Caracas. Todo para meterse esa noche -y para siempre- en el corazón de la hinchada peruana.

Incluso, en la antesala del partido, El Comercio fue testigo del emotivo diálogo telefónico del ídolo con su señora madre, Nora Llerén: “Gracias mamita linda. Todos estamos bien. Solo espero cumplir la mejor actuación de mi vida esta noche. Mira mamita, te dedicaré un gol para ti y para todo el Perú. Chau mamita, será hasta vernos pronto”.

-LA DEFENSA ES COLOSAL-

En los restantes 20 minutos del primer tiempo, Colombia se adueñó del balón, poniendo a prueba la calidad de Chumpitaz y Meléndez. El mayor susto llegó a los 34′, con un frentazo de Zárate que pasó apenas desviado.

Marcos Calderón planteó un claro 4-3-3, con Percy y Oblitas como punteros bien definidos. Y, otra vez, Sotil seguía sin poder entrar en acción entre los centrales Zárate y Escobar. Y como Quesada se prodigó para apoyar a Ojeda en la labor de contención, el ‘Nene’ Cubillas naufragaba en medio de camisetas anaranjadas. El pitazo del juez uruguayo Ramón Barreto a los 45′ fue un alivio para los rojiblancos.

-A SUFRIR-

Para la afrontar etapa complementaria, Marcos Calderón realizó un cambio: sacó a Percy Rojas y puso a ‘Cachito’ Ramírez, con la idea de ganar velocidad en los contragolpes. Y Colombia siguió atacando. Apenas a los 5′, Sartor evitó el gol de Calero. Diez minutos después Arboleda, solo, la mandó arriba. Y de inmediato, otra vez Sartor se lució, esta vez ante disparo de Ortiz. El equipo del ‘Caimán’ Sánchez mostraba sus credenciales: no en vano había llegado a esa instancia, goleando 3 a 0 a Uruguay en Bogotá en la semifinal.

“El equipo peruano formó una barrera impasable, replegando a Oblitas en ayuda de Díaz, mientras que ‘Cachito’ y Sotil trataban de obstaculizar el adelantamiento de Escobar y Segovia. Los colombianos trataron de abrir brechas con pases cortos, antes de buscar los remates de media distancia. Ahí cayeron en la trampa prevista por Calderón”, detalla el despacho de El Comercio.

Perú tardó en responder. A los 19′, el ‘Cholo’ exigió a Zape y, en el rebote, ‘Cachito’ estuvo a punto de convertir. Y en la siguiente jugada, Sotil quedó mano a mano con el portero: amagó ir por izquierda, pero salió por derecha -jugada clásica del 'Cholo- y cuando tenía el camino libre, Zape lo derribó. Penal.

Cubillas colocó al balón frente a Zape, quien acusaba una lesión al hombro derecho. Aquí se desarrolló un duelo psicológico. Parecía obvio que había que apuntar a ese lugar. El ‘Nene’ lo hizo, a media altura, sin mucha potencia y Pedro Zape -quien le había atajado un penal a Fernando Morena, en Montevideo- desvió el balón.

Pero Cubillas, lejos de ‘bajonearse’ por el error, mejoró su rendimiento. Y fueron los mejores momentos de Perú. A los 33′, ‘Cachito’ le ‘sombreó’ el balón a Zape, pero Bolaños evita el gol. Y dos minutos después, Cubillas se metió al área y obligó a salir al portero. Con su calidad, pisó la pelota, la ‘jaló’ y le pegó arriba, pero el poste le negó el golazo.

-¡CAMPEÓN!-

Los minutos finales fueron de infarto. Colombia se volcó decididamente a campo peruano pugnando por el empate. A los 37′, Campaz superó a Sartor, pero Meléndez salvó providencialmente. El exzaguero de Boca Juniors fue el mejor jugador peruano en Caracas y conformó una dupla impasable con el capitán Chumpitaz, quien como siempre, se agigantó con la franja en el pecho. El resultado no se movió más. América tenía nuevo campeón.

El festejo con la Copa América. En la imagen aparecen Héctor Chumpitaz y Teófilo Salinas. (Foto: Archivo Histórico GEC).
El festejo con la Copa América. En la imagen aparecen Héctor Chumpitaz y Teófilo Salinas. (Foto: Archivo Histórico GEC).

“La razón del triunfo estuvo en la mentalidad. Mientras Colombia era dueña del mediocampo, pero Perú fue más práctico. Con dos o tres jugadas ya estaba en el arco de Zape”, puntualizó la revista Mundial.

No hubo vuelta olímpica, pero sí los festejos de ley. Teófilo Salinas, presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol le entregó el preciado trofeo a Héctor Chumpitaz, mientras que el ‘Nene’ Cubillas fue designado el mejor jugador del torneo. Y en el vestuario, muchos jugadores derramaron lágrimas. Pasaron treinta y seis años para que Perú sume su segunda estrella continental (la primera vez fue en 1939, con solo cinco participantes).

En la conferencia de prensa, los entrenadores lanzaron elogios. “El triunfo se amerita aún más por la forma cómo jugó hoy Colombia”, declaró con voz ronca el ‘Oso’ Calderón. Y su colega ‘Caimán’ Sánchez le dijo “Eres el mejor entrenador de América”.

“Ha sido un milagro esta campaña, porque no puede explicarse que un cuadro con escasísimo apoyo, sin facilidades, salga campeón sudamericano”, comentó Ovación.

Sí, fue un milagro de octubre. El gobierno de Juan Velasco Alvarado decidió que la Federación Peruana de Fútbol solo debía dedicarse a organizar actividades amateurs (específicamente la Copa Perú) y que la Asociación Deportiva -sin recursos- apoye a la selección. El dirigente Augusto Moral nunca bajó los brazos y respaldó a un grupo con hambre de triunfo. Muchas veces, al igual que Sotil en la final, los jugadores tuvieron que pagar sus pasajes y viáticos solo para ponerse la camiseta... y sudarla.

VIDEO RELACIONADO

Charla Técnica de Juan Carlos Oblitas

MÁS EN DT...

TAGS RELACIONADOS