Bancos quieren usar dinero digital para acelerar transacciones
Bancos quieren usar dinero digital para acelerar transacciones

Desde que la inició su proceso de digitalización, en el 2015, el número de operaciones a través de canales virtuales ha crecido a un ritmo exponencial, pero todavía no llega ni a la mitad de las operaciones de los cajeros ATM. Para impulsar su uso, la banca viene lanzando nuevos aplicativos con funcionalidades y ventajas que los hagan atractivos.

Por ejemplo, ha lanzado hace más de dos meses su nueva ‘app’, cuyo mecanismo de seguridad permite garantizar al usuario que será el único que tendrá acceso a su información. Además, el aplicativo tiene incorporado una nueva opción de pagos que facilita estas operaciones y una billetera que permite gestionar las tarjetas de otros bancos.

Por el lado del , ha lanzado Lukita, ‘app’ que permite hacer transferencias desde el celular, solo con estar registrado en el directorio del equipo.

Además, dentro de su aplicativo, tanto de personas como empresas, ha incorporado la opción T-Cambio, que permite transar monedas al mismo costo al que accede la tesorería del banco. La entidad ha decidido sacrificar las ganancias de este negocio para que el cliente tenga más interacciones con él. Incluso, se alista a cambiar su aplicativo por uno que se está preparando en conjunto con sus filiales de España, México y EE.UU.

LA META

A decir de Derek White, responsable global de Clients Solutions del Grupo BBVA, si los bancos son capaces de operar como buenas compañías digitales, pueden convertirse en verdaderos aliados de las personas; lo que puede llevar a que ellas les permitan gestionar activamente su dinero y sus datos, en una relación recíproca de verdadera confianza e intercambio de valor.

Desde que la banca inició su proceso de digitalización, en el 2015, el número de operaciones a través de canales virtuales ha crecido a un ritmo exponencial, pero todavía no llega ni a la mitad de las operaciones de los cajeros ATM.
Desde que la banca inició su proceso de digitalización, en el 2015, el número de operaciones a través de canales virtuales ha crecido a un ritmo exponencial, pero todavía no llega ni a la mitad de las operaciones de los cajeros ATM.

Para lograrlo, el experto sostiene que se requiere pasar de un cambio de mentalidad del negocio y de sus capacidades, para pasar de ofrecer servicios a millones de personas a hacerlo para miles de millones.

En el Perú, esta cambio ya se empezó a dar. En el último año, la banca ha optado por cerrar 43 oficinas y más de 800 cajeros ATM para costear la digitalización. Esto ha permitido que la transformación no haya aumentado el gasto de los bancos, sino que se distribuya.

“La clave es la priorización. Ya no hablamos de un presupuesto por áreas, sino de los temas más importantes para la organización”, dice Gonzalo Camargo, gerente general adjunto del BBVA Continental.

White
White

Contrario a lo que se puede esperar, el cierre de oficinas no ha cortado el tamaño de la fuerza laboral de la banca, sino que ha aumentado en 1.000 personas en el último año. Sin embargo, esto implica una recomposición: la apuesta por personal más apto para potenciar los negocios digitales y asesorar a los clientes llega en detrimento de los que, eventualmente, dejarían de fungir de cajeros.

White sostiene que las oficinas continuarán agregando valor y el personal pasará a tener un rol más de consejería a los clientes y la atención de operaciones complejas.