Los eventos masivos tardarán en regresar. Entre reprogramaciones, cancelaciones y devoluciones, las empresas promotoras de conciertos luchan para sobrevivir ante las nuevas circunstancias. Según los expertos, no todas lo lograrán, solo las grandes, más formales y aquellas que logren mover las fechas. Las pequeñas podrían quedarse en el camino. (Foto: Renzo Salazar/ Archivo)
Los eventos masivos tardarán en regresar. Entre reprogramaciones, cancelaciones y devoluciones, las empresas promotoras de conciertos luchan para sobrevivir ante las nuevas circunstancias. Según los expertos, no todas lo lograrán, solo las grandes, más formales y aquellas que logren mover las fechas. Las pequeñas podrían quedarse en el camino. (Foto: Renzo Salazar/ Archivo)

Solo faltaban días para que saltaran a escena los artistas más esperados de los primeros meses del año. El retorno de Guns N’ Roses, el ‘show’ de Andrés Calamaro y Kiss. La resaca de los multitudinarios conciertos de Soda Stereo (en homenaje a Gustavo Cerati) a inicios de marzo, y el Alternativo Music Festival, unos días antes, nos daban señales de que este sería un buen año para los megaeventos. O eso parecía.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más
ACLARACIONESEste artículo fue publicado originalmente el 18 de mayo de 2020. Fue actualizado el 7 de diciembre por el anuncio del Ministerio de Cultura.