¿Apps de delivery podrán operar en estado de emergencia? (Foto: El Comercio)
¿Apps de delivery podrán operar en estado de emergencia? (Foto: El Comercio)
Claudia Inga

El domingo por la noche, el Ejecutivo declaró el Estado de Emergencia Nacional ante el avance del coronavirus en el Perú. La medida ha entrado en vigencia hoy lunes y se restringen todas las actividades, a excepción de aquellas relacionadas al abastecimiento y producción de productos de primera necesidad, y contadas emergencias.

Luego del anuncio quedaron varios vacíos. Uno de ellos en relación a si los aplicativos de delivery seguirán operando durante la cuarentena, tanto aquellos que reparten solo comida desde restaurantes como aquellas que también entregan productos de supermercados y farmacias.

De acuerdo a José Bernal, country manager de Rappi, el aplicativo continuará con el servicio de reparto de productos de primera necesidad desde supermercados y farmacias. En el caso del delivery de restaurantes, aún no lo tienen claro. Aseguran que están a la espera del pronunciamiento oficial del Ejecutivo pero que consideran que sí debería operar.

Los restaurantes, comenta, no pueden funcionar con atención al público, pero podría existir la posibilidad de que lo hagan a través de las ‘dark kitchen’ o solo con funcionamiento de sus cocinas. “Estarían dentro de la figura de excepción de abastecimiento y producción de alimentos", sostiene.

Desde Uber Eats (empresa de reparto de comida de Uber), en tanto, han informado a El Comercio que el aplicativo no estará disponible desde el 16 de marzo hasta nuevo aviso. “Los Centros de atención presencial para socios repartidores de Lima, Cusco y Arequipa tampoco atenderán, en cumplimiento de la normativa. Invocamos a usuarios y repartidores a acatar las normas”, refiere la empresa.

Alonso Nuñez, gerente general de Glovo Perú, por su parte, ha anunciado que han decidido suspender su operación temporalmente desde el 17 de marzo hasta nuevo aviso. El ejecutivo señala que ante la duda de la habilitación del formato de delivery, tomaron la decisión de no atender ningún tipo de pedido, hasta tener mayor claridad sobre cómo podrían continuar con la operación en esta emergencia nacional.

“La interpretación que hacemos de la norma no despeja la preocupación por la seguridad de los repartidores, por lo que decidimos suspender las operaciones. Queremos aprovechar para volver a manifestar que estamos a disposición para garantizar una prestación mínima de los comercios gastronómicos adheridos, supermercados y farmacias, minimizando el contacto interpersonal y evitando que la gente salga de sus hogares”, refiere. Actualmente, son 8 mil repartidores los que trabajan con la plataforma.


En medio del Estado de Emergencia, Uber Eats decidió acatar las disposiciones y para su operación desde hoy hasta nuevo aviso.
En medio del Estado de Emergencia, Uber Eats decidió acatar las disposiciones y para su operación desde hoy hasta nuevo aviso.

Una fuente del Ejecutivo afirmó a El Comercio que el objetivo de la norma es que cierren los restaurantes, dado que su funcionamiento —así sea parcial— genera que no se cumpla con la cuarentena de los trabajadores.

Cuando hablamos de una excepción, remarca, nos referimos a la compra de alimentos como verduras, pollo, entre otras, no productos preparados o restaurantes funcionando. Precisa que cuando un aplicativo de reparto se encarga del envío, no puede controlar toda la cadena ni cómo se ha elaborado el producto; es más, el mismo modelo de negocio no los hace responsables ante incidencias.

Y si bien en los delivery de los propios restaurantes, estos pueden tener un mayor control, son también un foco potencial de contagio.

Restaurante tendrán que cerrar, por disposición de cuarentena generalizada.
Restaurante tendrán que cerrar, por disposición de cuarentena generalizada.

“El objetivo es que no funcionen (durante el período de emergencia), desincentivar el uso (de envío de comida). Sabemos que es difícil pero hay que tratar de hacerlo”, expresó.

En el transcurso del día se comunicarán estas precisiones de manera más consistente, adelantó.

En cuanto a los otros servicios ofrecidos por los aplicativos , indica que en principio la idea es que los estos funcionen sin problemas para el reparto de compras en supermercados y, eventualmente, farmacias.

Para Brian Ávalos, laboralista del estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez Abogados, la interpretación correcta de la norma señala que no deben prestar servicios, dado que no forman parte de la cadena de distribución para evitar el desabastecimiento de productos. “Están dentro de la cadena minorista, no creo que a ellos aplique la excepción. Sería muy jalado de los pelos si estuvieran en la excepción porque va a ser muy difícil controlarlas, tratan con muchas personas”, subraya.

Según Ávalos, hoy ya se ha visto que han sido paralizados algunos repartidores y mañana, cuando se endurezcan los controles, tendrían que suspender sus operaciones.

En los próximos días, menciona, se irán afinando las normas complementarias.

¿Sanciones?

De acuerdo a la fuente oficial, en caso los negocios no cumplan con las disposiciones, la autoridad de Salud tiene una norma bastante amplia a nivel de sanciones y en caso de desacato, estas se harían efectivas. Mucho más ahora que se trata de una epidemia.

Sanciones que pueden ser el cierre de operaciones, suspensión temporal o multas. “La idea es no llegar a eso”, puntualiza.

Ávalos, del Estudio Payet, comenta que la Sunafil ha dispuesto un equipo de emergencia para fiscalizar que los restaurantes estén cumpliendo la disposición. Al igual que las municipalidades y las Fuerzas Armadas.

Supermercados abarrotados previo al anuncio de estado de emergencia por coronavirus.
Supermercados abarrotados previo al anuncio de estado de emergencia por coronavirus.

Envíos desde supermercados y farmacias

Desde Rappi, Bernal comenta que han reforzado el reparto de productos de primera necesidad. Además de supermercados, están empezando a realizar envíos desde tres mercados, de Surquillo, Miraflores y Surco. Asimismo han duplicado el número de ‘shoppers’ (compradores) dentro de supermercados, ante el aumento de demanda.

“Ellos usan mascarillas y guantes durante su labor”; menciona. Para los usuarios, especifica, han implementado un botón para las personas que requieran que los productos se entreguen en puerta.

Bernal indicó que no hay desabastecimiento y que la plataforma puede cubrir la demada —incluso en productos altamente requeridos como jabones o antibacteriales— con compras programadas en la ‘app’.

Por el lado de Glovo, previo a la cuarentena, los repartidores tenían los mismos inconvenientes en los supermercado como largas colas, anaqueles vacíos, etc. No obstante, Nuñez, su gerente general para el Perú, comenta que la empresa cuenta con un supermercado propio (Glovo Market) en el ‘app’, por lo que sugieren a los usuarios pedir las cantidades que realmente necesitan.

En cuanto al impacto que se va a generar, señala que aún es muy pronto para tener cifras . “Como todas las industrias, habrá una caída en la economía pero esperamos poder superarlo rápidamente priorizando la salud de toda la cadena y trabajando en la atención a nuestros usuarios en lo que necesiten de estas dos verticales (farmacia y supermercados)”, apunta Nuñez.

VIDEO RELACIONADO

Coronavirus en Perú: ¿cuál es la importancia de quedarse en casa?

NOTAS RELACIONADAS