El acceso a Internet rural avanza en algunas regiones (Giovani Tazza)
El acceso a Internet rural avanza en algunas regiones (Giovani Tazza)
Marcela Mendoza Riofrío

Periodista

marcela.mendoza@comercio.com.pe

Las fotos de niños sonrientes porque ya tienen y eso les permitirá estar conectados al mundo y aprender más fueron una feliz coincidencia en las ceremonias simbólicas de inauguración de las redes regionales del año pasado.

En marzo le tocó a un pueblo de Lambayeque y en junio se repitió la escena en un distrito de Huancavelica, incluyendo también a la región Ayacucho y Apurímac.

En ese entonces no se imaginaban que un año después sería imprescindible su , dada la emergencia sanitaria del coronavirus que obliga al aislamiento social.

La inauguración del 2019 llegó tres años después de lo previsto (2016) y en muchos menos departamentos de lo planificado. De acuerdo al plan inicial del Fitel (hoy Pronatel), y respaldado por la Ley de Banda Ancha (Ley Nº 29904) hace ocho años, se montaría una Red Dorsal para conectar a 148 capitales de provincia y 21 redes regionales que se enlazarían a esta Dorsal para llevar Internet a los distritos del interior de cada una de dichas provincias.

Todas esas 21 redes, en teoría, ya deberían haber estado listas para el 2019 conectando a unos siete mil colegios, pero solo se hizo entrega paulatina de cuatro (Apurímac, Ayacucho, Huancavelica y Lambayeque), es decir ni siquiera el 25% de lo previsto.

Es por eso que en el 2019 se tenía solo al 79% de los locales educativos (según el Ministerio de Educación) del país con acceso a Internet. Este año se sumarían los colegios de la región Cusco, cuya obra asegura Gilat que ya fue concluida y está operativa, pero le falta el visto bueno oficial del MTC.

Según cálculos de Edwin Santos, ex viceministro de comunicaciones, contando las cinco regiones colegios del interior con señal de operativa que podrían usarse para educación online.

Solo el 79% de los colegios públicos están conectados a Internet, según cifras del 2019.
Solo el 79% de los colegios públicos están conectados a Internet, según cifras del 2019.

PROBLEMAS COMUNES

¿Por qué el proyecto no estuvo listo el 2019? La Red Dorsal estuvo lista en agosto del 2016, como estaba previsto, pero no sucedió lo mismo con el primer grupo de redes regionales, a cargo de Gilat y Telefónica, que también deberían haber estado listas ese año.

Ambos operadores firmaron decenas de adendas (16 mínimo por cada proyecto) a los contratos estableciendo nuevos plazos de entregas, tal como consta en el portal de Pronatel (ex Fitel).

Ambos operadores sostienen que las principales dificultades logísticas experimentadas fueron lograr los acuerdos para interconectarse con la red eléctrica (torres por donde pasa la fibra) o sanear los terrenos de las comunidades de la zona.

Pero esas no fueron las únicas razones, también hubo otro tipo de dificultades más ligadas a la gestión empresarial de los operadores.

Gracias al mecanismo de transparencia en el acceso a la información pública, Día1 pudo revisar todos los informes de supervisión del Pronatel (ex Fitel) a estos primeros grupos de redes durante el 2018 y la primera mitad del 2019.

Imagen de una de las páginas que conforman los informes de supervición realizados en el 2018 y 2019.
Imagen de una de las páginas que conforman los informes de supervición realizados en el 2018 y 2019.

En dichas supervisiones se pudo comprobar que existieron por parte de los operadores diversos incumplimientos en el despliegue de las obras que debían subsanar. Los retrasos del último año en la entrega de las obras fueron sobre todo debido a estas faltas.

En los 30 documentos revisados se evalúan diferentes niveles de incumplimiento de las especificaciones técnicas contratadas que son comunes en uno y otro operador.

No todos los documentos se refieren a las mismas etapas del proceso de implementación, pero caen en el mismo tipo de errores a los que un poeta quizás valoraría como descuido, dejadez u otros sinónimos para obras civiles hechas sin cuidar los detalles.

Ejemplos de algunos de los informes de supervición de las obras en los proyectos regionales.
Ejemplos de algunos de los informes de supervición de las obras en los proyectos regionales.

Tal como se puede apreciar en las fotos y textos de los informes, los supervisores encontraron abundancia de polvo sobre los equipos, aire acondicionado que no funcionaba, paredes dañadas por la humedad o la sal, pisos mal elaborados o llenos de pasto, puertas que no cerraban por defectos de fabricación, pozos a tierra defectuosos y equipos fallando.

También habían tableros con la señalización borrada o despintada, interruptores defectuosos y equipos electrógenos sin combustible. Y en el caso de los colegios a los que ya debería llegar la señal, algunos no tenían los equipos o estos no funcionaban ni accedían a Internet a alta velocidad.

Tanto Telefónica como Gilat, operadores a cargo de los proyectos, aseguran que las observaciones de los citados informes fueron subsanadas por completo para la entrega de la red el año pasado y que los equipos funcionan correctamente.

Desde Telefónica recalcan además que para ellos el principal obstáculo ha sido el continuo robo de equipamiento, el cual ya fue repuesto.

El objetivo de la red es que los colegios rurales cuenten con aulas digitales
El objetivo de la red es que los colegios rurales cuenten con aulas digitales

Luis Montes, ex secretario del Fitel ( hoy Pronatel) aclara que esta red de fibra óptica se organizó en base a dos grandes proyectos con el fin de llevar Banda Ancha a las poblaciones rurales donde no llegaban los privados porque no les era rentable.

PROBLEMAS DE MANTENIMIENTO

Hugo Rosas, Manuel Yarkeque y Luis Montes, todos catedráticos de la PUCP, coinciden en que estas fallas de mantenimiento afectan la vida útil de los equipos. Explican que el polvo, la humedad, una temperatura inadecuada, entre otros, son muy importantes de cumplir en las redes de Internet porque permiten el correcto funcionamiento de los equipos y evitan su pronto deterioro.

Cuando no se cuidan estos detalles los equipos funcionan, pero se reduce la vida operativa de los mismos porque se malogran más rápido. No tener la temperatura o humedad recomendada por los fabricantes hace que se sobrecarguen y su vida útil disminuye, además de poder en mediano plazo llegar a dejar de trasmitirse la señal o malograrse por completo, aclararon.

Las conexiones fijas a Internet permiten manejar mejores velocidades.
Las conexiones fijas a Internet permiten manejar mejores velocidades.

En el caso puntual de las redes regionales, el contrato de licitación implica que las operadores se encarguen de la construcción de la red de transporte y luego de verificar que esté lista (con un acta de conformidad con la obra) devolverla al Estado al cumplirse un año. Entonces el Estado buscará quien se encargue de su mantenimiento. Quien construyó la red de transporte de los proyectos regionales no estará obligado a mantenerlas.

Las redes de fibra óptica de estos proyectos están divididas en dos grandes partes: la de transporte de datos y la parte de acceso. En el caso de las redes de transporte de Gilat y Telefónica, estas serán devueltas al Estado entre junio y julio del 2020 y solo conservarán la parte de acceso por 10 años de concesión.

Es por esa razón que a mitad de año se deberá hacer una licitación para escoger quien se encargue de mantener la citada parte de la red de transporte que será devuelta. Dada la modificación del reglamento de banda de ancha publicada recientemente, Gilat y Telefónica mismos podrían postular para dar el mantenimiento, si es que así lo desean.

El objetivo del proyecto de Red Dorsal es llegar con servicios de Internet de alta velocidad a las comunidades rurales. La idea es que sea un soporte para la telefonía móvil.
El objetivo del proyecto de Red Dorsal es llegar con servicios de Internet de alta velocidad a las comunidades rurales. La idea es que sea un soporte para la telefonía móvil.

TEMAS PENDIENTES

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones () informó que el 30 de octubre del 2019 se firmaron las actas de conformidad de entrega de la parte de las redes que estaba pendiente, la de acceso, en el caso de la empresa Gilat: Apurímac, Ayacucho y Huancavelica.

En el caso de la red de Telefónica (Lambayeque), está recién será entregada en este trimestre porque deben terminar de subsanar problemas en la localidad de Cañaris.

Telefónica informó que se está coordinando con la nueva Junta Directiva de la Comunidad Campesina de Cañaris la transferencia de los terrenos. Esto fue posible porque en noviembre se firmó una nueva adenda que les otorga un plazo de 180 días más para hacerlo.

Imágenes de la inauguración de la prestación del servicio de Internet de banda ancha en Lambayeque por parte de Telefónica.
Imágenes de la inauguración de la prestación del servicio de Internet de banda ancha en Lambayeque por parte de Telefónica.

En el caso de Gilat no hubo localidades pendientes, pero sí se tuvo que subsanar la entrega de seis nodos. La red, entonces, no estaba completa de acuerdo al diseño original.

La empresa firmó semanas antes de la entrega de su red (en octubre) tres adendas, una por región, en las que se comprometía a subsanar la falta de los citados nodos. El operador garantiza en la adenda que dichos nodos no compartan infraestructura con otros proyectos implementados por Gilat en la zona.

EL CASO CAJAMARCA

Cajamarca, Piura y Tumbes son tres proyectos de que fueron adjudicados al consorcio Redes Andinas en 2016 y debieron estar listos, tras varias adendas con prórrogas, en el 2019. Sin embargo, el contrato fue resuelto en abril del 2019 porque el Ministerio de Transportes y Comunicaciones () encontró que no se subsanaban las observaciones ni solucionaban los impases.

La empresa y el MTC se encuentran en un arbitraje por la materia, pues se les cobró la carta fianza y los equipos ya desplegados de la red de transporte no pueden ser utilizados hasta que se culmine el proceso o se asigne un nuevo contratista para la obra.

es un proyecto valorizado en US$149 millones que iba a conectar a 927 colegios. El presidente regional de Cajamarca, Mesías Guevara, ha expresado públicamente su descontento porque ahora que se necesita usar esta tecnología para iniciar las clases de manera virtual no pueden sacarle provecho y tienen que buscar medidas alternativas.

En Cajamarca tienen dificultades para implementar las clases online durante el aislamiento social por el coronavirus.
En Cajamarca tienen dificultades para implementar las clases online durante el aislamiento social por el coronavirus.

EL CASO DE APURIMAC

Apurímac se encontraba hace siete años, cuando se ideó el sueño del Perú conectado, con un alto nivel de desconexión al Internet y es quizás esa una de las razones por las que fue incluida, junto con Ayacucho, en el primer paquete de licitación de las redes regionales.

Según el estudio que llegó a Proinversión antes de la licitación, en el 2011, Apurímac tenía 3.046 conexiones fijas a Internet que eran brindadas principalmente por Telefónica.

Hoy la región tiene, según Osiptel, unas 6.226 conexiones fijas, casi el doble, pero no necesariamente por el proyecto estatal, sino gracias a que varios proveedores privados, como Bitel y Claro, se sumaron a la zona.

En la página web de un proveedor de Telefónica se puede observar que Gilat, operador de la Red Dorsal, ya atendía a la minera Las Bambas.
En la página web de un proveedor de Telefónica se puede observar que Gilat, operador de la Red Dorsal, ya atendía a la minera Las Bambas.

Este progreso, empero, se queda chico si consideramos que la población de la región es de 405 mil habitantes (2017) y ya existen unas 336.457 líneas móviles activas (junio 2019).

Según el diseño original, tal como consta en el contrato, se tenderían 1.409 km de fibra óptica sobre las redes eléctricas de la zona. Incluirían 82 nodos (centrales de enlace) otorgando el servicio a 808 instituciones públicas, entre ellas más de 420 colegios que ya deberían poder implementar educación en línea a partir del lunes 6 de abril.

En la zona, cerca del recorrido de la Red Dorsal, están ubicadas varias mineras, entre ellas Las Bambas, quienes informaron que ellos pudieron cambiar el sistema de acceso a Internet vía satélite y micro-ondas al de fibra óptica desde hace dos años gracias a su cercanía con la Red Dorsal.

Las Bambas detalló que trabajan con dos operadores, Claro y Telefónica, los cuales a su vez subcontratan a otras empresas para implementar el servicio. Entre los contratos de Telefónica estaría un proveedor que trabaja con Gilat y le otorga servicios desde antes de que estuviera lista y entregada la red pública de Pronatel.

Tres abogados consultados, que prefieren mantener su nombre en reserva, sugieren que Contraloría revise al detalle el tendido de dichas redes y compruebe que no hubo ningún incumplimiento del contrato y no hay enlaces comunes entre las redes privadas (Las Bambas) y las públicas (Proyecto de Pronatel, ex Fitel).

SEPA MÁS: El operador a cargo de mantener la Red Dorsal ha presentado una propuesta para resolver el contrato y devolver la Red al Estado en el lapso de 11 meses. Cuando sea devuelta se deberá convocar a concurso público para tener un nuevo encargado de su mantenimiento.

Video recomendado

La tele educación en tiempos de coronavirus

Le puede interesar