Solo el 43% de ejecutivos señala que proyectan cerrar el año con crecimiento en sus respectivos negocios. No obstante, para el próximo año esta cifra aumenta hasta el 60%. (Foto: Archivo)
Solo el 43% de ejecutivos señala que proyectan cerrar el año con crecimiento en sus respectivos negocios. No obstante, para el próximo año esta cifra aumenta hasta el 60%. (Foto: Archivo)
Claudia Inga Martínez

La y el recortaron las proyecciones de crecimiento del año para el Perú a 2,3% y 2,4%, respectivamente, mientras que proyectan con cierto entusiasmo que el 2020 la economía crecerá en el orden del 3,2%. Pese al recorte de las estimaciones económicas, el Perú sigue siendo uno de los países con mejor desempeño de la región. En este escenario, ¿qué piensan los empresarios peruanos? ¿se dan las condiciones para invertir?

El optimismo claramente ha caído frente al año pasado. De acuerdo a un reciente estudio elaborado por la consultora Global Research Marketing (GRM) junto a Phutura Ejecutivo, solo el 55% de los encuestados confía en que la economía mejorará en el 2020. Una cifra que se ha reducido en los últimos dos años. El año pasado los optimistas eran el 74% y hace dos años eran el 90%.

Del mismo modo, solo el 43% de ejecutivos señala que proyectan cerrar el año con crecimiento en sus respectivos negocios. No obstante, un 60% sostiene que su empresa crecerá en el 2020.

“Se puede constatar una sensación de incertidumbre en los empresarios, pero también el deseo latente de que esta situación se revierta. Estamos en un período de desbalance, debido a una serie de impactos relacionados a la crisis política y entorno regional”, remarca Giuliana Reyna, gerenta general de Global Research Marketing (GRM). La ejecutiva agrega que en las últimas semanas las perspectivas de crecimiento para este y el próximo año se han reducido.

Los ejecutivos, además, indicaron en este reporte que, al menos, hasta el momento, contraen un poco sus planes de expansión geográfica, tanto a nivel internacional como al interior del país. Sucede lo mismo con sus proyecciones en cuanto a lanzamientos de nuevos productos. No obstante, un gran porcentaje, casi el 60% de los ejecutivos, señala que sí lo hará [Ver infografía].

SECTOR ATRACTIVOS

Los principales sectores donde los ejecutivos planean invertir ya no son minería o energía necesariamente. Este 2019, la tecnología ha destronado a esto sectores.

El 45% de los encuestados ha dicho que sus inversiones se concentrarán en este sector, seguido de servicios. Luego ya vienen minería, energía y educación. Este mayor foco en la tecnología, sin duda, va de la mano con la transformación tecnológica que afrontan las empresas.

En esa línea, según el estudio, los ejecutivos opinan que el sector empresarial en general debe invertir más en educación, tecnología, innovación e infraestructura para así contribuir realmente con el desarrollo del país.

MEDIDAS DE AJUSTE

De otro lado, Reyna apunta que resulta inevitable observar que a pesar de que las empresas hacen esfuerzos para no detener las inversiones, pese a un menor optimismo por el futuro, el sector empresarial también estuvo tomando algunas medidas de reducción de costos: en los últimos 12 meses, la mitad de los ejecutivos consultados indica que ha llevado a cabo recortes de personal en sus organizaciones y, en gran medida, han significado más del 20% del personal de la compañía.

No obstante, el 43% de ejecutivos considera que para el próximo año podrían incrementar la contratación de más personal. Si bien es una cifra un poco más baja que en los dos años previos, es una señal claramente positiva.

La corrupción a nivel país, desde luego, sigue siendo alta y muy alta a ojos de los ejecutivos encuestados en este reporte, siendo el Poder Judicial el que lidera en cuanto a percepción del mismo, seguido por el Ejecutivo. Los últimos hechos vinculados a pagos de Odebrecht, que vinculan a un ex primer ministro como César Villanueva es solo la muestra más reciente de esta foto.

En un año en el que la transparencia e integridad de algunas empresas se pusieron en tela de juicio (a raíz de aportes a campañas políticas), GRM preguntó a los ejecutivos sobre qué valores son los que más se impulsan en cada una de sus organizaciones. Respecto y honestidad lideraron la lista. A reforzar ese camino.