Más peruanos tienen la impresión de que el desarrollo y la economía del país están retrocediendo en vez de avanzar.

De acuerdo con una encuesta de Ipsos Perú para Apoyo Consultoría, un 67% de entrevistados tiene la percepción de que el país no está avanzando, siendo la cifra más alta en los últimos 31 años. Esto significa que dos de cada tres peruanos tienen la sensación de que no se está yendo hacia un norte correcto.

MIRA | En lo que va del año, el Midis ha sido uno de los ministerios con mayor aumento presupuestal

Además, solo un 3% de personas considera que el Perú está progresando, porcentaje que ha alcanzado un mínimo histórico, según el estudio.

Para Fernando Huamán, docente de Opinión Pública de la Universidad de Piura, los resultados apuntan a una falta de confianza del país en la gestión del presidente Pedro Castillo, sustentada en una ausencia de liderazgo con indicadores de progreso.

“La confianza no se consigue sin liderazgo y el liderazgo no se consigue únicamente con discursos, sino que tiene que haber indicadores en la gestión”, señaló.

MIRA | Credicorp Capital: Se esperan más retrocesos en el precio del cobre

A ello se suma una sensación de que no hay un camino hacia el cual avance el país, agregó el exministro de Economía Luis Miguel Castilla. Acotó que, pese a que hay un contexto de precios altos de materias primas que el Perú exporta, la tasa de crecimiento sería menor.

“Nunca en la historia del Perú reciente hemos tenido un primer año tan malo a nivel presidencial. [...] Primera vez en muchísimos años que en un entorno internacional positivo para el país, en relación a los precios de las materias primas que exportamos, tenemos una tasa de crecimiento cada vez menor. Nunca hemos tenido este pico histórico [en precios] y a la par un menor crecimiento económico”, sostuvo.

Esta tendencia de menor progreso y mayor retroceso en el país se ha incrementado desde el 2017. José Carlos Requena, analista político y socio de la consultora Público, indicó que existe una responsabilidad compartida, por la polarización generada en la relación del Gobierno y el Congreso desde el 2016.

MIRA | José Ugaz: “[Pedro Castillo] está utilizando toda la estructura del Estado para defenderse”

“Ojalá seamos conscientes de que estamos en una situación absolutamente extrema y que encontremos soluciones que atiendan más una mirada de largo plazo y no a una solución coyuntural que la crisis pueda exigir”, expresó a El Comercio.

Expectativas

El informe también muestra que desde diciembre ha aumentado la cantidad de peruanos que tienen expectativas pesimistas respecto de la situación económica futura del país, pues en junio está en 52%. Además, un 43% de la población estima que su situación económica empeorará en los siguientes 12 meses.

MIRA | Ampliación del aeropuerto Jorge Chávez: Contraloría advierte que Ositrán habría contradicho a sus áreas técnicas

Al respecto, José Carlos Saavedra, socio y economista principal de Apoyo Consultoría, comentó que este contexto excepcional es el reflejo de no haber rumbos, liderazgos ni agenda en el país, lo que puede dar pie a un entorno político que pueda ser favorable para radicalismos y populismos, y generar limitaciones de consumo e inversión de las personas, afectando a su vez el crecimiento económico y el empleo.

“La mayoría ahora ya no espera mejoras. Eso refleja que ven a un país sin rumbo, sin liderazgos y al gobierno sin agenda. Esto preocupa, pues puede dar pie a un entorno político más favorable para radicalismos y populismos. Y en el ámbito económico, esto puede limitar las decisiones de consumo e inversión de la población, lo que a su vez podría poner un techo bajo al ritmo de crecimiento económico y del empleo”, señaló.

Por su parte, Víctor Fuentes, economista y jefe del Instituto Peruano de Economía (IPE), sostuvo que la tendencia en el aumento de la percepción de retroceso, así como en las expectativas a futuro, aún no toca un techo, sino que continuaría al alza.

MIRA | “‘Tokenización del valor’ es pasar cualquier valor del mundo físico al mundo digital”

Asimismo, señaló que esta impresión de la sociedad mostrada en la encuesta se condice con las expectativas empresariales que “acumulan 14 meses en terreno pesimista”.

Ante ello, apuntó que se necesita liderazgo en el Gobierno para apostar por medidas sostenibles en el tiempo, como lo es la generación de empleo adecuado.

“Existe una falta de liderazgo en el Gobierno por apostar por medidas que sean sostenibles en el tiempo. No hay mejor política social que generar empleo adecuado. El empleo está fuertemente afectado. La capacidad de gasto de los hogares está S/250 por debajo de los niveles prepandemia, [...] está aproximadamente 15% abajo para los hogares en Lima Metropolitana”, expresó.

El dato
Contexto distinto

Luis Miguel Castilla y José Carlos Saavedra explicaron que en 1991 –última vez que se alcanzó un pico de percepción de retroceso–, el país afrontaba una hiperinflación, recesión económica y el programa de ajuste aplicado por el Gobierno de Alberto Fujimori. Además, estaba latente el terrorismo.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más