La iniciativa de un grupo del senado chileno establece "un vínculo de subordinación y dependencia" entre los trabajadores de las plataformas digitales y las empresas.
La iniciativa de un grupo del senado chileno establece "un vínculo de subordinación y dependencia" entre los trabajadores de las plataformas digitales y las empresas.
Redacción EC

Un grupo de senadores chilenos presentó este viernes un proyecto de ley denominado "empleo digital digno", con el objetivo de establecer un vínculo laboral entre los repartidores y las plataformas digitales, como Uber Eats, Rappi, PedidosYa, Glovo y Cornershop, apps de delivery que operan en aquel país. 

► Demanda de Glovo creció un 75% por pedidos de regalos por San Valentín

► Glovo ingresará a Piura esta semana

► Glovo dejará Brasil a un año de haber iniciado sus operaciones

La propuesta excluye a los repartidores por delivery de la jornada de 45 horas semanales establecidas en el Código del Trabajo, a fin de adecuarse a los horarios flexibles de trabajo, según informó el Diario Financiero. Asimismo, establece derechos como las condiciones de término del contrato, al descanso, el acceso a la fiscalización de la Dirección del Trabajo, entre otros. 

De acuerdo a la norma, la mayoría de personas que se desempeñan como trabajadores de las aplicaciones son jóvenes que lo hacen en sus propias bicicletas y motocicletas; quienes, además, no acceden a un sistema de seguridad social, seguro vehicular, y más derechos laborales. 

"La automatización y digitalización de servicios como el reparto no puede desconocer que entre las plataformas tecnológicas y sus 'colaboradores', ya que en los hechos se establece un vínculo de subordinación y dependencia que la actual legislación no está regulando y que deja en las más absoluta desprotección a dichos trabajadores", señala el proyecto de ley.

Además, se establece que con solo inscribirse a través del teléfono en esas plataformas digitales, se generará el vínculo laboral entre los repartidores y las apps de delivery. 

El proyecto de ley en Chile es presentado en un contexto en el que países de la región muestran interés en regular los servicios de plataformas digitales. En Perú, se han presentado denuncias de robos cometidos presuntamente por repartidores de la empresa, ante el esquema de negocio que considera a los repartidores como "colaboradores".