Juguetería (Foto: Reuters)
Juguetería (Foto: Reuters)

La , que anteriormente no había estado sujeta a los aranceles estadounidenses, sufrió un duro golpe el jueves cuando el presidente de , , anunció planes para un arancel del 10% sobre US$300.000 millones adicionales en productos chinos, que se implementaría desde el 1 de septiembre. 

"El arancel llega en un momento particularmente malo, porque septiembre representa el mes de temporada alta de envíos", escribió la analista de DA Davidson Linda Bolton Weiser en una nota. Aproximadamente dos tercios de los productos de Mattel Inc., Hasbro Inc. y Spin Master Corp. vendidos en EE.UU. se fabrican en China, dice la analista. 


"Todas las empresas han mencionado aumentos de precios", agregó. Weiser calcula que con un arancel del 10%, los fabricantes de juguetes solo tendrían que aumentar los precios de los productos en un 5% para mantener inalteradas las ganancias brutas en dólares, aunque los márgenes brutos se contraerían. 

“La demanda de juguetes es bastante flexible frente a los precios y los consumidores reaccionan cuando se violan los puntos clave de precios”. Las empresas de juguetes enfrentarán al menos cierto impacto financiero en el segundo semestre del año, dijo Weiser. 

Las acciones de Mattel y Hasbro han bajado más del 5% desde que el presidente Trump amenazó con los aranceles el jueves. 

Stephanie Wissink de Jefferies está de acuerdo en que la distribución arancelaria no es ideal al considerar los próximos envíos de juguetes para las fiestas. "Es posible que las compañías de juguetes puedan acelerar los pedidos para que lleguen a EE.UU. en agosto, pero a menos que el inventario ya esté producido y listo para enviar, el plazo deja poca flexibilidad para reaccionar", escribió la analista en una nota. 

"La mayoría de los juguetes para las vacaciones de 2019 se verán perjudicados por los aranceles" y existe la posibilidad de que los volúmenes se vean afectados como resultado, dijo. 

Ambos analistas creen que Mattel estaría más en riesgo que sus pares fabricantes de juguetes. "Mattel está en desventaja frente a Hasbro con respecto a la flexibilidad para trasladar su producción", dijo Weiser. Señaló que aproximadamente el 50% de la fabricación de Mattel se subcontrata, mientras que casi toda la fabricación de Hasbro lo está. Mattel puede enfrentar una carga mayor dado que "fabrica verticalmente en China", dijo Wissink. 

Por otro lado, la analista de Bloomberg Intelligence Caitlin Noselli cree que Hasbro podría verse más afectado. “Es probable que los gastos de adquisición de Hasbro durante la temporada crítica de vacaciones aumenten más que en Mattel dada su dependencia de la producción china, donde todas las importaciones a EE.UU. ahora estarán sujetas a aranceles desde el 1 de septiembre. Hasbro fabrica alrededor del 70% de sus productos en China frente a menos del 50% de Mattel”, escribió Noselli en una nota.