La proyección para este año es que la demanda de almacenes en Lima pase de 400.000 m2 (2020) a 500.000 m2, estima la consultora  Equilibrium Business Development Consultancy. (Foto: Difusión)
La proyección para este año es que la demanda de almacenes en Lima pase de 400.000 m2 (2020) a 500.000 m2, estima la consultora Equilibrium Business Development Consultancy. (Foto: Difusión)
Leslie Salas Oblitas

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Su fuerte relación con la manufactura no primaria, la cual nunca detuvo sus operaciones en plena pandemia, ha llevado a que el sector industrial y logístico sea, probablemente, el menos afectado de todo el , afirma David Licheri, director en Perú de Equilibrium Business Development Consultancy.

En efecto, la demanda de este mercado en el 2020 continuó activa, aunque por obvias razones no al mismo ritmo que en periodos anteriores, y este 2021 no sería la excepción.

MIRA: Vehículos de origen chino apuestan por captar este año el 25% del mercado

Precisamente, la proyección para este año es que la demanda de almacenes en Lima pase de 400.000 m2 (2020) a 500.000 m2, de los cuales 400.000 m2 serían almacenes stand-alone y el resto en condominios (100.000). No obstante, aún se estaría lejos de alcanzar los niveles del 2019, revela el reciente estudio de la consultora inmobiliaria.

Al igual que la demanda, el documento señala que los precios también muestran un alza de, aproximadamente, 10% desde junio de 2020 hasta febrero de 2021, aunque varía según zona.

Hay zonas de Lima, especialmente en la periferia, que evidentemente se han visto más favorecidas que otras por diversas aspectos. Mientras que, las más céntricas han sido las más castigadas”, afirma.

COMPORTAMIENTO POR ZONAS

El ejecutivo detalla que en la zona oeste, especialmente en el Callao, los precios de los almacenes subieron en promedio 20% debido a la reactivación económica, labores logísticas, por su ubicación, cercanía y buen acceso al puerto y al aeropuerto internacional Jorge Chávez.

No obstante, en distritos de la zona norte, como Puente Piedra y Comas, estos cayeron entre 25% y 30%, en vista a su difícil acceso y a su oferta obsoleta. “Estos distritos cuentan principalmente con terrenos grandes, hay pocos locales industriales que pasan por el debido mantenimiento y no hay inversión para acondicionar almacenes premium”, señala Licheri.

Las principales actividades que se desarrollan son la metalmecánica y el rubro de alimentos y bebidas.

MIRA: GlobeNatural competirá en el país con marca propia de quinua

En tanto, en Independencia, Los Olivos y San Martín de Porres – donde el 50% de los locales van desde los 1.000 a los 2.000 m2- los precios de venta y de alquiler bajaron ligeramente por la coyuntura, alrededor del 10%, con un precio promedio por m2 de US$ 5.38.

En el caso de la zona centro (Cercado de Lima y Breña) el ejecutivo comenta que esta es una de las más golpeadas, “Estos distritos cuentan con poca disponibilidad de terrenos. Aquí el 67% de la oferta está concentrada en almacenes entre 5.000 m2 y 50.000 m2 y básicamente se desarrollan actividades industriales consolidadas, almacenamiento y distribución”, dice.

La zona este (Ate, San Luis, Santa Anita) es otra de las que también sufrió un duro golpe a nivel de precios, con un comportamiento similar al de la zona centro. Estos distritos tienen una tasa de vacancia alta y muchos locales desocupados, con una caída de precio del 70%, señala.

AL ALZA

Finalmente, en la zona sur (San Juan de, Miraflores, Lurín, Chorrillos, Villa El Salvador) los precios sí aumentaron significativamente en los últimos años y se han mantenido estables, sin embargo sigue habiendo un déficit de locales de calidad, lo que hace que el precio de estos sea relativamente alto comparado al precio de la zona.

“Pese a los mayores precios, aquí se concentra el mayor desarrollo industrial y logístico, es considerada una zona estratégica por la conexión y accesibilidad con 10 distritos que están ubicados en Lima Centro a través de la Panamericana Sur. Se estima que, para el 2024, Lurín será el corredor con más m2 techados de almacén en Lima”, concluye.