Redacción EC

La Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide) informó que una de las principales consultas que los emprendedores realizan en su Centro de Desarrollo Empresarial (CDE) aborda el manejo adecuado de las finanzas para lograr un mayor crecimiento en sus empresas.

Ante ello, la corporación brindó cinco recomendaciones prácticas para lograr un manejo exitoso en los negocios.

1. CONSERVE SUS FUENTES DE FINANCIAMIENTO

Las principales fuentes de financiamiento son los proveedores y los mejores clientes. Si los proveedores brindan facilidades de pago (crédito proveedor), la empresa debe ser puntual en las fechas de pago, de modo que su récord de pagos será impecable.

Del mismo modo, se debe otorgar facilidades de pago únicamente a los mejores clientes, a quienes ya se conoce un buen tiempo y no a los nuevos. Esto, a menos que sean públicamente solventes o, de lo contrario, hayan registrado capacidad de pago al contado por un buen tiempo.

Buenos aliados para la selección de clientes al crédito son las centrales de riesgo privadas y la central de riesgos de la SBS. Si los clientes al crédito pagan puntualmente, entonces ya se sabe cuáles son las fechas de pago que puede proponer a sus proveedores.

2. LA CAPACIDAD DE PAGO ES LA MEJOR CARTA DE PRESENTACIÓN

La siguiente fuente de financiamiento de importancia es el sistema financiero. Si una empresa está en condiciones de demostrar que tiene una buena cartera de clientes y con potencial de crecimiento, que se preocupa por satisfacer a sus clientes porque realiza mejoras a sus productos o servicios, que consigue ahorrar costos y que sabe gestionar su periodo de capital de trabajo; entonces tiene capacidad de pago para enfrentar todas sus obligaciones.

Así, esta habrá llegado al punto de tener más de la mitad del partido a su favor en la negociación con una institución financiera para acceder a un crédito.

3. EL VALOR DE LOS NEGOCIOS ESTÁ EN LOS CLIENTES

La presencia en el mercado de una empresa es la evidencia de que puede vender su producto o servicio. Si estos tienen aceptación entre sus clientes, significa que tendrá ingresos estables. Si además incorpora nuevos clientes, aumentará sus ingresos y el valor de su negocio.

Por ello, es importante que una empresa dirija sus energías para mantener y/o buscar clientes.

4. MEJORE SU PRODUCTO O SERVICIO

Se debe destinar una parte de los resultados del negocio a la mejora del producto o servicio. Estas mejoras siempre tienen que ser una respuesta a las necesidades de los clientes, que pueden incluir cambios en las características existentes del bien o servicio, la introducción de uno nuevo o poner en práctica un nuevo método de comercialización.

El esfuerzo de innovación tiene impacto en la satisfacción de sus clientes, en consecuencia, en la mejora de sus ingresos.

5. ORDENE SU LUGAR DE TRABAJO

Esta acción es fácil de ejecutar y de bajo costo. Solo requiere que el personal de una empresa lo adopte como algo cotidiano. Los beneficios se reflejan en un mayor desempeño y satisfacción de sus trabajadores, procesos de producción más eficientes, reducción de desperdicios y, por ende, menores costos de producción o del servicio.