Acudir a una entrevista de trabajo no es una tarea fácil. Muchas personas pueden padecer ser presas de sus nervios; especialmente si no se han preparado con tiempo. Esto puede conducirlas a tener errores durante el proceso de selección laboral y, en consecuencia, a no obtener el puesto.

Al respecto, Sandra Cubas, directora de CL Selection, expone seis errores comunes en los que las personas suelen caer y las claves para no cometerlos.

1. Errores de ortografía o tipeo. El Curriculum Vitae (CV) es nuestra primera carta de presentación ante una empresa. Por eso, un CV con errores de ortografía reflejaría desinterés de parte del candidato, por lo que podría ser descartado antes de tiempo.

2. No prepararse para las entrevistas de trabajo.  Antes de asistir a una entrevista, es importante prepararse para responder las preguntas que pueda enfrentar con el reclutador. Conocer a qué se dedica la empresa, cuál es su visión y objetivos, siempre será necesario.

Para buscar trabajo debes seguir ciertos consejos que te ayudarán a que tus resultados sean positivos. (Foto: Getty Images)

3. Caer en lugares comunes sin decir nada concreto. Si usted destaca aptitudes en su CV acerca de su desempeño laboral, debe demostrar esas cualidades durante la entrevista. En otras palabras, dejar que sus actos hablen por si solos. "Para el empleador será fundamental obtener al candidato que la organización necesita y para ello considerará el feedback presencial", recuerda CL Selection

4. No saber mostrar la experiencia o potencial laborales. En una entrevista, la comunicación es de suma importancia. Para tener un buen desempeño es importante conocer las competencias que uno posee, los conocimientos acerca de la posición en mención y querer realizar el trabajo. 

5. Mentir sobre alguna experiencia laboral. Es fundamental ser transparentes para evitar situaciones incómodas con potenciales empleadores. 

6. Hablar mal de su antiguo u actual empleador. Siempre es mejor destacar los aspectos favorables de todas las experiencias pasadas, pues esto aporta una imagen positiva profesional. Nadie quiere un trabajador que luego puede hablar mal de una empresa o sus jefes.