Los mitos en torno a la contratación de seguros vehiculares
Los mitos en torno a la contratación de seguros vehiculares

Cuando una persona dispone de un y sufre un siniestro con su auto, se le presentan un sinfín de preguntas en el momento. ¿A quién llamar? ¿A la policía, a su bróker de seguros o a la compañía aseguradora?.

Por ello, RIMAC Seguros recomienda algunos pasos que deberá seguir el asegurado  en caso tenga un imprevisto de este tipo. 

1.    Primer paso: Llamar a tu compañía de seguros a informar lo ocurrido. Si tuvieras un daño leve, RIMAC te ofrece “Speed en línea”, servicio que por medio de Whatsapp te permitirá inmediatamente ser asesorado. Según la característica del siniestro, la aseguradora  evaluará el envío de un procurador para ayudarte con los trámites que se deban hacer. Si existiera una intervención policial, el asegurado deberá acatar las indicaciones de la autoridad.

2.    Segundo paso: De acuerdo a los daños generados o circunstancias, se evalúa si es necesario hacer una denuncia policial. Por ejemplo, si un automóvil te chocara y este no cuenta con un seguro vehicular, deberás hacer una denuncia policial, pero si ambos carros cuentan con un seguro, se podría llegar a un trato entre ambas partes. 

3.    Tercer paso: Según la gravedad del daño, podrás llevarlo a algún taller afiliado a la aseguradora. Puedes trasladar el auto inmediatamente o cuando creas conveniente, pero siempre debes comunicar a tu aseguradora el taller al que ingresaste tu vehículo.

El taller hace el presupuesto y lo debe enviar a la aseguradora para que esta haga la revisión respectiva dentro de las 48 horas siguientes. Culminado este proceso y con la aprobación del cliente, el taller inicia la reparación.

4.    Cuarto paso: Si sufrieras el robo total de tu vehículo, deberás llamar a tu compañía de seguros y presentar tu denuncia en la comisaría más cercana. Asimismo, si tu auto cuenta con GPS, comunícalo a tu aseguradora para que esta gestione el rastreo del mismo. 

EL DATO
Según las estadísticas de la compañía, el tipo de siniestro vehicular con mayor recurrencia es el choque en circulación, que representa el 64% del total de reportes de accidentes. Le sigue, la rotura de lunas, robo parcial y choque estacionado.