Luis Carranza Ugarte, quien hoy se desempeña como presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), fue ministro de Economía, entre el 2006 y 2008. (Foto: El Comercio)
Luis Carranza Ugarte, quien hoy se desempeña como presidente ejecutivo del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), fue ministro de Economía, entre el 2006 y 2008. (Foto: El Comercio)

El , banco de desarrollo de América Latina,  y la Cámara de Comercio e Industria de Arequipa (CCIA) suscribieron un convenio de cooperación técnica para desarrollar el Clúster Minero del Sur del Perú (CMSP).

El convenio fue suscrito por el presidente ejecutivo de CAF, Luis Carranza, y el presidente de la CCIA, Aldo Aranzaens, con la presencia del presidente Martín Vizcarra.

En ese sentido, el presidente Vizcarra destacó que el avance del proyecto dependerá de la sinergia y articulación de acciones por parte del sector privado, las universidades y de los tres niveles de gobierno: nacional, regional y local.

El presidente ejecutivo del CAF sostuvo que el proyecto busca sentar las bases institucionales y operativas que generen los incentivos necesarios para todos los participantes de dicho conglomerado, asegurando su participación y compromiso en el largo plazo. Asimismo, contará con el trabajo colaborativo de diversos actores del sector privado y público, necesarios para el desarrollo del clúster minero.

“Con esta iniciativa se espera incrementar los niveles de productividad y competitividad de la pequeña, mediana y gran minería del sur del Perú. También la generación de un ecosistema de innovación y emprendimiento, que potencie la inversión privada en investigación y desarrollo. De esta manera, el clúster contribuirá a posicionar a la minería como un motor de desarrollo productivo y prosperidad para el Perú”, manifestó Carranza Ugarte.

El presidente de la CCIA dijo que se propone la implementación de un programa de innovación abierta que desarrolle mayores capacidades tecnológicas y de exportación a los proveedores mineros – METS (Mining, Equipment, Technology and Services) y en paralelo resuelva los grandes desafíos operacionales del sector, con miras a que el sector minero se involucre en el proyecto.

El proyecto comprende tres grandes componentes: el desarrollo de la institucionalidad y gobernanza del modelo de clúster minero; la generación de actividades concretas de corto plazo que les permita a las empresas mineras y proveedores de bienes y servicios trabajar en la solución de necesidades inmediatas del sector; y el desarrollo de una base de conocimiento del ecosistema minero en la región sur del país para la identificación de oportunidades de mejoras en materia normativa.