La cotización del barril de petróleo empezó a moverse en terreno negativo y no aparentaba revertir su tendencia.
La cotización del barril de petróleo empezó a moverse en terreno negativo y no aparentaba revertir su tendencia.
Israel Lozano Girón

La histórica evolución del precio del vista ayer lunes será una de las fotografías más impactantes que dejará esta .

Eran cerca de las dos de la tarde y la cotización del barril de petróleo intermedio de Texas (WTI), referente para el mercado americano y también para el Perú, cayó drásticamente a menos de US$1 desde su precio al cierre del viernes previo, que fue US$18,27.

Pasaron las horas y el precio continuaba descendiendo hasta que sucedió lo inesperado: la cotización del barril de petróleo empezó a moverse en terreno negativo y no aparentaba revertir su tendencia.

Es así que, al cierre de la jornada, obtuvo una cotización de -US$37,63 por barril. Un desplome histórico de más del 300% en su valor. ¿Qué sucedió? El gerente de Enerconsult, Carlos Gonzales, explicó que ese comportamiento es consecuencia de un exceso de petróleo almacenado.

“Se ha producido más de lo que se puede almacenar. Y no hay quién lo compre porque la demanda está totalmente deprimida. No hay quién compre por la inmovilización”


Lo que está reflejando el precio, según Gonzales, es que los países tienen copada la capacidad de almacenamiento, a tal punto que “preferirían pagar para que se lleven el excedente” puesto que “no tienen dónde almacenarlo”.

Bajo dicho escenario, advierte, hay ganadores y perdedores. “Los países que venden petróleo están perdiendo, puesto que el precio es bastante menor. Los que ganan son aquellos países que compran. Ahí esta el Perú, Chile, que somos predominantemente importadores”, aseveró.

Sin embargo, Gonzales acotó que este valor debería mantenerse por un corto plazo. “Cuando comience a reactivarse el mercado mundial, el precio comenzará a subir. México, Venezuela y los países árabes ahorita van a vender dos días a precio muy barato, pero el precio se va a recuperar y habrá un hipo al revés. Temo que subiría hasta los US$22 por barril”, expresó.

Con ello coincidió el economista Alfonso de la Torre.

“La alta oferta refleja el fuerte incremento de la producción, que se inició luego de que Rusia y Arabia Saudí no acordaran recortes. Aunque recientemente llegaron a acuerdos, es evidente que el recorte se quedó corto tras semanas de expansión”


Los países de la OPEP+, tras analizar la situación mundial, acordaron reducir la producción en 9,7 millones de barriles diarios por dos meses.

“El precio bajo del petróleo es muy mala noticia para algunos países vecinos. Las cuentas fiscales de México y Colombia se van a deteriorar más, en un contexto en el que se les ha bajado la nota crediticia. Ecuador ya está buscando renegociar su deuda”, explicó el economista.

Situación del Perú

El economista de Macroconsult Witson Peña explicó a El Comercio que el Perú es un importador neto de petróleo, puesto que su demanda supera a la producción.

“No producimos el tope que necesitamos. Refinando el petróleo obtienes una serie de combustibles y derivados que utilizamos en el mercado peruano. Desde los más limpios hasta los más sucios. Uno de los que más usa el parque automotor peruano es el diésel”, acotó.

Los datos al 15 de abril ya reflejan una fuerte caída en la producción petrolera nacional. Mientras que en abril del 2019 la producción era de 53 mil barriles por día, en este mes del año en curso esta es de 43 mil barriles por día.

“En el caso del petróleo, en marzo estaba resiliente porque el lote 95 de Petrocal estuvo produciendo de manera significativa. Ahora en abril, hay lotes que siguen produciendo petróleo pero hay otros que están dejando de hacerlo. El lote 8 acaba de anunciar que suspenderá sus actividades por temas de seguridad sanitaria”, agregó.

Lote 8 detuvo su producción ante pandemia. (Foto: GEC)
Lote 8 detuvo su producción ante pandemia. (Foto: GEC)

Dos efectos tiene la situación mundial y nacional sobre la producción peruana de petróleo. Con un menor precio por producción, la regalía generada por esta actividad también es menor.

Comparando marzo del 2020 frente al mismo mes del año previo, la caída en la regalía es de 70%. Cabe recordar que para el caso del petróleo, el canon equivale al 18,75% del valor de producción.

El segundo efecto tiene que ver con la capacidad de producción de petróleo ante un posible cese en las operaciones de los lotes.

El director ejecutivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Pablo de la Flor, ya advertía que la demanda por combustibles en el país había caído en más del 70% y, sumado a la menor capacidad de almacenaje, detener sería una alternativa con graves consecuencias.

“Una vez que detienes un pozo petrolero, al retomarlo no vuelves a tu capacidad de producción original. No es como una máquina que la apagas y puedes volver a prender”, expresó. En el país, se advirtió que Petro-Perú había perdido la capacidad de almacenaje de petróleo.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

______________________________

Video relacionado

Ministros del G20 no llegan a acuerdo sobre cortes en producción de petróleo

Te puede interesar