Tanto Glovo como Rappi se encuentran operando, en distintas modalidades. Mientras que el primero tiene a sus repartidores haciendo entregas, el segundo ha activado un 'market place' que conecta a personas con comercios a través de su app. Sin embargo, el comercio electrónico como tal aún no está permitido. (Foto: GEC)
Tanto Glovo como Rappi se encuentran operando, en distintas modalidades. Mientras que el primero tiene a sus repartidores haciendo entregas, el segundo ha activado un 'market place' que conecta a personas con comercios a través de su app. Sin embargo, el comercio electrónico como tal aún no está permitido. (Foto: GEC)
Paola Villar S.

Coordinadora de Economía

paola.villar@comercio.com.pe

El ya revisa una propuesta para que parte del sector restaurantes pueda funcionar después de la cuarentena y, con ello, posibilitar que se realicen envíos a domicilio () para minimizar el contacto ante la propagación del nuevo .

No obstante, la titular de la cartera, Rocío Barrios, enfatizó en que apuntarán a que estos comercios operen con su propia cadena de delivery para que puedan garantizar que los trabajadores tendrán buenas condiciones de trabajo y estén asegurados; en el contexto del COVID-19 y el riesgo existente.

“Eso va a servir para que las propias empresas nos puedan mostrar la responsabilidad de cara al trabajador”, señaló en conversación con El Comercio.

Glovo, empresa que ya está operando con una flota reducida, indicó que se brindará ayuda a los repartidores que pudieran ser diagnosticados con COVID-19 durante el periodo de emergencia. Foto: GEC
Glovo, empresa que ya está operando con una flota reducida, indicó que se brindará ayuda a los repartidores que pudieran ser diagnosticados con COVID-19 durante el periodo de emergencia. Foto: GEC

Consultada sobre si es factible que las apps de delivery puedan activarse pronto, la ministra respondió que primero se deberán identificar los protocolos de seguridad que garanticen la salud de las personas; así como observar la realidad de la mayoría de repartidores, que operan en gran parte como trabajadores independientes e informales.

Es cierto que en el mundo funciona el sistema [de delivery] pero no todas las realidades son iguales. Nuestro país lamentablemente es muy informal. Si nosotros vemos la situación en la que trabajan algunos de estos rubros, no necesariamente reúnen todas las garantías que quizás se podrían tener en otra realidad", consideró Barrios.

LA SITUACIÓN LEGAL DEL E-COMMERCE

Diversas plataformas como Glovo y Rappi, que funcionan como servicios de comercio electrónico, tienen activos sus servicios. Glovo permite la circulación de sus repartidores -pese a que ello aún es evaluado por Produce-; mientras que Rappi, según el country manager de la firma, José Bernal, funciona como un canal de venta que deja en las manos de la empresa los pormenores de una entrega de forma autorizada. De otro lado, Beat y Cabify han activado modalidades de envío de paquetes.

Para Jorge Toyama, socio de Vinatea & Toyama, en este momento una empresa de delivery no podría operar en general, porque la actividad del comercio electrónico no está permitida.


Se ha evaluado rigurosamente a los repartidores voluntarios sobreponiendo su seguridad y salud con filtros de edad entre 20 y 40 años y que no presenten enfermedades preexistentes; así prevenir y minimizar el riesgo ante el COVID-19”, mencionó Glovo en un comunicado, en el que añadió que ellos cuentan con mascarillas, gel, entre otros implementos de protección.

Por su parte, desde el 16 de marzo que se hizo efectiva la cuarentena Uber Eats comunicó que dejó de estar disponible en el Perú, en cumplimiento con lo dispuesto. “Somos respetuosos de las decisiones que tomen las autoridades competentes sobre los siguientes pasos para proteger a todos los peruanos frente a la propagación del COVID-19”, precisó la compañía.

Una vez el marco legal lo permita, este compromiso se replicará en Perú para apoyar a las empresas, así como a los propietarios y operadores de restaurantes independientes, frente a los desafíos sin precedentes que enfrenta la industria restaurantera; al mismo tiempo que se han dispuesto medidas para apoyar a los socios repartidores que resulten directamente afectados por la enfermedad”, agregó Uber Eats.

Según Barrios, la activación del comercio electrónico es una de las propuestas que se está analizando para propiciar el distanciamiento; pero el análisis de este planteamiento aún no ha culminado.

Hemos tenido acercamiento con todos los gremios y actores. Responsablemente muchos de ellos nos han hecho llegar ya sus protocolos. [El comercio electrónico] es una de las propuestas que existe, pero todavía está en evaluación”, enfatizó la ministra.

Rocío Barrios, ministra de Producción.
Rocío Barrios, ministra de Producción.

Para Jorge Toyama, socio de Vinatea & Toyama, en este momento una empresa de delivery no podría operar en general, porque la actividad del comercio electrónico no está permitida. Consideró que sería positivo permitirla, pero remarcó la necesidad de que exista mayor seguridad para los repartidores en esta coyuntura.

"Todas estas personas que prestan servicios deberían tener seguros. La reforma [sobre esta modalidad de trabajo] al margen de la crisis debe ser estructural”, indicó.

Coincidió el abogado laboralista Saúl Flores, quien además agregó que es necesario pensar en una regulación específica que con anterioridad ha sido dejada de lado.

“La precariedad de esta labor debería evitarse en un contexto de pandemia como este porque ahora su posición se vuelve más crítica”, puntualizó.

Ambos expertos en materia laboral recordaron que hay una reforma pendiente que debe ser revisada; y consideraron, por ello, que en una coyuntura de riesgo de contagio de una enfermedad que puede llevar a la muerte es necesario que se retome esta conversación.

“[Los servicios de delivery] serán una importante bisagra entre los comercios que necesitan reactivar sus actividades y los consumidores que quieren cumplir el aislamiento y evitar el contacto social. Sin embargo, debe tenerse especial cuidado. En un contexto como el que existirá en los próximos meses y en donde estas personas podrían tener un rol importante, es indispensable que se evalúe alguna medida que pueda garantizarles acceso a alguna cobertura de salud”, remarcó Flores.

LO QUE DICEN LAS APPS

Bernal de Rappi precisó a este Diario que la empresa ya cuenta con protocolos aprobados por otros ocho países en los que operan, como centros de desinfección y equipamiento de protección de salud para su flota, clientes y aliados (restaurantes y comercios).

“Contamos también con un fondo económico de salud, para asegurar el acompañamiento en salud en caso uno de nuestros Rappis se vea afectado por el COVID-19”, agregó. Glovo también dijo que brindará ayuda a sus repartidores que se vean afectados por el virus.

¿Apps de delivery podrán operar en estado de emergencia? (Foto: El Comercio)
¿Apps de delivery podrán operar en estado de emergencia? (Foto: El Comercio)

De otro lado, Bernal indicó que en circunstancias normales los conductores de Rappi cuentan con un seguro por accidentes.

Hemos tenido varias conversaciones con el Gobierno y en todo momento nos hemos puesto a disposición [...]. La circulación habitual de nuestros Rappitenderos, según la norma, no es legal. Hemos visto otras interpretaciones, pero nosotros hemos preferido ser 100% respetuosos con las indicaciones del gobierno, sobre todo en un momento como este”, aseveró el ejecutivo de Rappi.

Para Glovo, en tanto, estimó que sus 500 repartidores que circulan todos los días de 7 a.m. a 4 p.m. “evitan que circulen 75.000 personas a la semana así como minimizan la frecuencia de salidas a realizar compras”.

El modelo de negocio de Glovo funciona efectivamente en varios países del mundo donde operan de la mano del gobierno para contrarrestar el COVID-19. Glovo tiene la total apertura y disponibilidad para adaptar y reforzar cualquier protocolo adicional que se considere necesario”, concluyó la empresa.

El Comercio mantendrá con acceso libre todo su contenido informativo sobre el coronavirus.

______________________________

¿Qué es la covid-19?

La covid-19 es la enfermedad infecciosa que fue descubierta en Wuhan (China) en diciembre de 2019, a raíz del brote del virus que empezó a acabar con la vida de gran cantidad de personas.

El Comité Internacional de Taxonomía de Virus designó el nombre de este nuevo coronavirus como SARS-CoV-2.

¿Cuáles son los síntomas del nuevo coronavirus?

Entre los síntomas más comunes del covid-19 están: fiebre, cansancio y tos seca, aunque en algunos pacientes se ha detectado dolor corporal, congestión nasal, rinorrea, dolor de garganta y diarrea. Estos malestares pueden ser leves o presentarse de forma gradual; sin embargo, existen casos en los que la gente se infecta, pero no desarrolla ningún síntoma, precisó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Además, la entidad dio a conocer que el 80 % de personas que adquieren la enfermedad se recupera sin llevar un tratamiento especial, 1 de cada 6 casos desarrolla una enfermedad grave y tiene dificultad para respirar, la gente mayor y quienes padecen afecciones médicas subyacentes (hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes) tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave y que solo el 2 % de los que contrajeron el virus murieron.

VIDEO RECOMENDADO

Trabajos delivery

TE PUEDE INTERESAR