¿Por qué firmas del rubro logístico se mudan al sur de Lima?
¿Por qué firmas del rubro logístico se mudan al sur de Lima?

Cada vez el país suma más marítimos para servir de puntos de salida y acceso al comercio. Recientemente,  el terminal portuario de Pucusana –que serviría para carga no contenedorizada– recibió la aprobación de su viabilidad técnica definitiva por parte de la Autoridad Portuaria Nacional. 

El tramo entre los puertos de y el se viene consolidando como un corredor logístico e industrial importante, señala Felipe Camet, gerente general de Camet Real Estate Services (CRES).  

“El suelo cerca del puerto del Callao se ha vuelto muy caro. Ahora tienes fábricas, cuyo suelo está entre US$1.000 y US$1.500 el metro cuadrado. Por ejemplo, las avenidas Argentina y Colonial; en Santa Anita y Ate tienes el metro cuadrado entre US$700 y US$1.300. Entonces, ya para el negocio logístico se vuelve muy caro tener naves de almacenamiento ahí”, detalla el ejecutivo. 

Es así que las empresas del rubro logístico e industrial están migrando hacia el sur, donde el precio del terreno aún está por debajo de los US$150, según Camet.
En ya existen empresas como Centenario y DP World, que tienen planes para desarrollar una ciudad industrial y un centro logístico, respectivamente. 

Esta expansión industrial ahora está llegando a . La ventaja de esta zona sería que solo se ha dado un 10% de la zonificación I4, la más pesada en materia industrial, explica Camet. Así, añade,Chilca tendría muchas oportunidades de crecimiento, dado que pueden salir nuevos parques de I1 a I4 y tener toda la gama industrial. “Todavía hay unas 500 hectáreas más por desarrollar con facilidad en Chilca en nuevos parques industriales, aparte de los que ya existen”, detalla Camet.

—Desde cero—
El próximo puerto de también llama la atención respecto al potencial corredor que se desarrolle entre este y el Callao. 

Sin embargo, Sandro Vidal, gerente de Investigación de Colliers, advierte que los terrenos en esta zona son más pequeños que los existentes al sur de Lima. Asimismo, el tamaño de los terrenos no es el único problema que enfrentan estos desarrollos inmobiliarios.

Vidal comenta que todos los proyectos llevados a cabo en el sur han sido una apuesta por parte del sector privado, dado que se ha tenido que presentar el proyecto, gestionar el cambio de zonificación, habilitar el terreno urbano –ya sea hacer la habilitación industrial– y seguir adelante con el proyecto, lo que significa implementar los servicios de agua, desagüe, electricidad, detalla el especialista. 

—Usos mixtos—
Por último, el desorden en la expansión urbana también afecta el desarrollo de parques industriales; y de hecho es lo que ha generado la migración de las empresas hacia la periferia de Lima. 

Vidal asegura que alrededor del puerto y aeropuerto en el Callao predominarán las empresas almaceneras y logísticas, pero se han retirado las de industria pesada, debido al crecimiento del segmento residencial y comercial. 

La salida de estas empresas ha ocasionado que proyectos residenciales y comerciales ocupen estos terrenos, que se ven beneficiados por las áreas extensas y la altura permitida.  

Sin embargo, se cuestiona la conveniencia de que estos inmuebles estén tan cerca del principal puerto del país, por donde transcurre el 85% de la carga nacional. Cabe destacar que el gobierno del presidente Humala también consideró la construcción de una zona de antepuerto para los camiones que llegan a este puerto.