Según expuso el ministro de Economía, Waldo Mendoza, en la sustentación del proyecto de presupuesto público del 2021 en el Congreso este iba a ser de 10,7%. (Foto: Archivo)
Según expuso el ministro de Economía, Waldo Mendoza, en la sustentación del proyecto de presupuesto público del 2021 en el Congreso este iba a ser de 10,7%. (Foto: Archivo)
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El titular del Ministerio de Economía y Finanzas (), , revisó recientemente la proyección del para este año a 9% del PBI. Según expuso en la sustentación del proyecto de presupuesto público del 2021 en el este iba a ser de 10,7%.

MIRA: MEF anuncia que pondrá foco en inversión pública: ¿cuáles son los proyectos urgentes?

“Esto [el gasto realizado por la pandemia] es un golpe durísimo para las finanzas públicas porque va a implicar un déficit fiscal del 9%. Aunque es mejor de lo que esperábamos hace tres meses”, indicó en entrevista con El Comercio.

Detalló que la corrección responde a que “la recuperación está siendo un poco más rápida de la que esperábamos y el no se ha ejecutado en la magnitud que se proyectaba”.

En este sentido, la inversión pública en noviembre anotó un crecimiento de 28,4%, marcando el segundo mes consecutivo con tasas positivas desde febrero, mes previo al estado de emergencia por el coronavirus.

Mendoza también dijo que esta actividad iba a ser la “bala de oro” para contribuir con la reactivación económica.

ANÁLISIS

Los economistas consultados señalan que este año sin duda ameritaba que el Estado asuma un mayor déficit este año, en línea a lo que significa implementar medidas para combatir el brote del .

“Una pandemia requiere medidas extraordinarias. El país ha cuidado las cuentas fiscales por muchos años por un objetivo: enfrentar este tipo de situaciones e implementar una política fiscal de estímulos”, mencionó Guillermo Arbe, gerente de Estudios Económicos de Scotiabank Perú.

La entidad estima que el déficit de este año sea de 8,6% del PBI y el próximo, 5%.

Panorama económico.
Panorama económico.

Eduardo Jiménez, jefe del Sistema de Información de Macroconsult, agregó que no tener un déficit en este contexto de economías golpeadas, incluso, sería el mayor de los absurdos.

En esta línea, Jiménez indicó que más importante que el nivel de déficit es la senda hacia la recuperación económica.

“Nosotros podemos endeudarnos porque hay disposición ahora a que nos presten. Pero si perdemos ese control entramos en problemas. La confianza para endeudarse, la credibilidad, se construye en 30 años, pero puede perderse en tres días”, indicó Jiménez.

A fines de noviembre, El MEF informó que la colocación se hizo a tres plazos distintos: 12, 40 y hasta 100 años, siendo este último recibido como una clara señal de confianza sobre el país.

“La norma de la ONP, que contempla alrededor de S/15.000 millones, es un gasto irresponsable. Sin embargo, los inversionistas promedio saben que el Ejecutivo irá al Tribunal Constitucional. Entonces, no termina afectando demasiado. Pero este tipo de leyes generan que se pierda la confianza sobre el país, sobre la estabilidad fiscal”, complementó.

A su turno, Arbe observó que el déficit fiscal mayor al 1% del PBI debe sostenerse solo por un corto tiempo, en línea a cumplir con los objetivos fiscales. “Debe permitirse por dos o tres años. Urge evitar que se convierta en un tema estructural”, acotó.

MEDIDAS

A fin de reducir el déficit fiscal, Arbe señaló que los esfuerzos del Estado deben apuntar a recuperar el nivel de recaudación de ingresos previo a la pandemia.

“La desaceleración de la economía golpea a los ingresos fiscales. Y esto se necesita para reducir el déficit fiscal. Vemos que ya regresando la recaudación por IGV, por ejemplo. En el 2020 debería normalizarse”, señaló.

También indicó que la situación fiscal actual sería “muchísimo mejor” si se hubiera permitido que los diversos proyectos mineros se concreten. Por ello, instó a que se apoye a este rubro en la aceleración de su actividad.

Por su parte, Jiménez indicó que la inversión pública será “sin duda” uno de los pilares de la reactivación económica, por lo que los esfuerzos para optimizar su avance deben intensificarse.

“Hoy se tiene una inversión privada que está débil. Además de la pandemia, se tiene una clima de conflictividad que parece no parar y, en los próximos meses, las elecciones para el próximo gobierno”, comentó.

En este sentido, indicó que el verdadero reto para el gobierno respecto a esta actividad se observará en los dos primeros meses. En el 2020, esta actividad registró crecimientos de 90% en enero y 39% en febrero.

TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN

PNP: el túnel iba a llegar al restaurante del penal Castro Castro y “ahí se iba a producir la fuga”