En el undécimo mes del año, el monto total ejecutado por los tres niveles de gobierno ascendió a S/3.883 millones.
En el undécimo mes del año, el monto total ejecutado por los tres niveles de gobierno ascendió a S/3.883 millones.
Ricardo Guerra Vásquez

Periodista en Economía y Negocios

ricardo.guerra@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

La en noviembre superó el estimado del Ministerio de Economía y Finanzas () de crecer 19% y se expandió en 28,4%, en línea con la recuperación de la .

MIRA: Inversión pública arrancaría con “buen pie” el 2021 a partir de su tendencia de recuperación, dicen especialistas

En el undécimo mes del año, el monto total ejecutado por los tres niveles de gobierno ascendió a S/3.883 millones.

Este resultado marcó el segundo mes consecutivo con tasas positivas desde febrero, mes previo al inicio del estado de emergencia por el coronavirus. También es la tasa más alta registrada en este mes en la última década.

Sin embargo, el resultado de este año sigue en terreno negativo. Entre el período enero-noviembre se gastaron S/22.633 millones, una cifra menor en 18,4% que el mismo período del 2019.

En contraparte, el resultado del segundo semestre presentaría un mejor escenario. En los cinco meses transcurridos se ejecutaron S/13.754 millones, solo 4,2% por debajo del mismo lapso del año pasado.

Por niveles de gobierno, los locales mostraron el mejor desempeño en noviembre al ejecutar S/1.568 millones, una cifra mayor en 54% al resultado del año pasado.

El gobierno central y los regionales también mostraron crecimientos de dos dígitos. El primero logró gastar S/1.510 millones (más de 13% interanual); mientras que los regionales, S/805 millones (más de 18% interanual).

A nivel de municipios, Cusco, Tacna y Apurímac lideran el ranking de los de mayor ejecución al haber devengado el 50,8%; 44,8% y 44,1% sobre su presupuesto inicial modificado.

Mientras que a nivel de regiones destacan Puno (con un avance de 72,1%), Apurimac (71,3%) y San Martín (68,4%).

ANÁLISIS

El titular del MEF, , señaló que este resultado es muy positivo, pues demuestra que –a diferencia de otros países– el Perú no tiene problemas para financiar la inversión pública.

Flavio Ausejo, especialista en políticas públicas de la Escuela de Gobierno de la PUCP, detalló que este resultado positivo, más que responder a factores de gestión, se debe a un desembalse por la actividad paralizada al inicio del estado de emergencia.

Inversión pública.
Inversión pública.

Enseguida, Ausejo indicó que el proceso todavía vigente para reactivar debe ser consistente y concentrarse en los proyectos que demandan mayor mano de obra.

“Necesitamos ejecutar obras que lleven dinero al bolsillo de las personas. Entonces, se debe priorizar los que están a cargo de las regiones y municipios”, dijo.

A partir de esta tendencia, Camilo Carrillo, economista senior del Consejo Privado de Competitividad, señaló que es factible que se cumpla con la meta del MEF de cerrar la inversión pública con una caída no mayor al 15% anual.

“Históricamente, en diciembre se devenga el doble de noviembre y, a partir de ello, considero que se alcanzaría la meta del MEF sobre la inversión pública. No es que se cierre en positivo, pero se mitiga la caída”, acotó.

Sin embargo, indicó que esta contracción podría mitigarse si se optimiza los seguimientos a las obras por parte del MEF.

“A principios de año hemos visto crecimientos importantes por el seguimiento que se hacen a los proyectos de inversión. ¿Qué se puede hacer para el cierre del año? Intensificar este trabajo”, acotó Carrillo.

PRÓXIMO AÑO

En el marco de la ejecución de obras públicas, Ausejo dijo que se genera “ruido” sobre los proyectos que fueron incluidos dentro del presupuesto público 2021 a solicitud de los congresistas (anexo 5).

“Considero que se corre el riesgo de tener elefantes blancos. No es solo que puedan construirse, sino que respondan a necesidades de la sociedad. Se requiere que estos tengan una visión integral: cubrir una brecha en infraestructura e impulsar la manos de obra”, explicó.

En tanto, para Carrillo se debe ejecutar un shock de inversión a fin de aumentar la productividad del país.

“Se debe aumentar el techo de la inversión pública. El problema no radica en que no se tengan recursos, sino que no se ejecutan”, remarcó.