Hace dos semanas la fue el escenario de un terrible accidente automovilístico que causó la muerte de nueve personas y dejó más de 30 heridos. Ese hecho motivó que la Municipalidad Provincial del Callao decidiera restringir el tránsito de camiones por la mencionada avenida –principal vía de acceso al puerto del Callao– durante 6 horas al día.

Sin embargo, esta medida es solo un parche que no resuelve el problema de fondo: la de las vías de acceso al terminal marítimo por donde transita el 90% de carga que entra y sale del país.

Este penoso accidente también ha puesto en evidencia otra situación igual de terrible: no hay un planeamiento que indique qué se debe hacer para descongestionar las vías de acceso al primer puerto, lo cual tiene un impacto negativo en la ciudad; entonces, cabe preguntarse ¿qué obras de i se deben hacer para solucionar este problema? Esta interrogante tiene más de una respuesta, así que vayamos por partes.

SOLUCIÓN TERRESTRE
Luego de que se anunció la medida que restringe el tránsito de camiones, Alberto Ego Aguirre, de la (CCL), recomendó que de una vez por todas retomar la propuesta de construir un corredor para camiones que transporte la carga hasta el terminal marítimo.

“Debido al crecimiento del comercio exterior es urgente que se tenga una vía exclusivamente para camiones que no se mezcle con las vías destinadas para el ciudadano común”, afirma Ego-Aguirre.

Esta propuesta se hizo hace una década y plantea iniciar su recorrido en las puertas de los terminales norte y sur, puede avanzar cerca de la playa y conectarse con antepuertos.

Carlos Vargas Loret de Mola, gerente general de (AIH) –grupo involucrado en infraestructura, logística y servicios portuarios– agrega que para mejorar el acceso al Callao se necesita construir carreteras elevadas. “Porque estas permitirán la conexión entre los terminales extraportuarios y marítimos”, explica.

José Vicente Silva, presidente de la s (Asppor), afirma que en realidad se deben terminar de poner a punto las avenidas Gambetta y Canta Callao, “ya que es por allí por donde pasa la mayoría de camiones”.

¿Pero esta es una solución real? Juan de Dios Olaechea, presidente del directorio de la empresa Ferrocarril Central Andino (FCCA), responde que no, porque ya se ha demostrado, en el mundo entero, que esta propuesta no soluciona el congestionamiento en las ciudades puerto y, por ende, los costos tampoco se reducen.

Según el planteamiento de Olaechea, deberían operar tres líneas férreas que salgan desde los muelles norte y sur del Callao hacia el sur, este y norte de la ciudad, donde deberían estar ubicados los llamados puertos secos.

“Esto sí descongestionaría las vías, porque se traslada más carga a un punto determinado y no se está parando por toda la ciudad, lo cual asegura una menor cantidad de viajes”, explica.

Olaechea cuenta que, por ejemplo, el Ferrocarril Central transporta 1 millón de toneladas de ácido sulfúrico, de manera segura, en un solo viaje, lo que equivale a 70 mil viajes de camión.

Frank Boyle, ex presidente de la (APN), dice que si bien es positivo tener carreteras, las líneas férreas tendrán un mayor impacto en el incremento de la competitividad. Por ello se remite a las estadísticas internacionales, las cuales demuestran que transportar contenedores por vía férrea reduce costo del flete en un 50%.

Recordemos que según diversos agroexportadores, transportar carga solo desde Ate hasta el puerto (30 km) cuesta US$300. Mientras que movilizar un contenedor desde Tacna al primer puerto puede llegar a costar US$2 mil.

Por su parte, Juan Carlos Zevallos, ex presidente de , sostiene que las vías férreas, así sean de corta distancia, solucionarían el problema. Es más, agrega que de una vez por todas se debería comenzar a debatir la modalidad en la que se desarrollará la vía férrea, para la cual se ha dejado un espacio en la berma central de la Av. Gambetta.

El especialista también afirma que la presencia de ferrocarriles no hará que desaparezca el transporte de camiones, solo le agregará eficiencia. Es más, los ferrocarriles tampoco es que sean exclusivos para carga, sino también para trasladar pasajeros.

CARRETERA AZUL
¿Pero la solución pasa solo por construir vías exclusivas para camiones y ferrocarriles? Juan Carlos Mathews, profesor de la Universidad del Pacífico, afirma que para llegar a una solución integral debe de contemplar no solo el corto plazo, sino el largo aliento y concesionar más terminales portuarios, de tal modo que la entrada y salida de carga deje de estar concentrada en un solo punto, “lo cual es muy peligroso”, sostiene Mathews.

Por ahora, solo se tiene en el mapa de concesiones el puerto de Pisco. Sobre puertos marítimos como Salaverry, Chimbote e Ilo no se tiene noticia, entonces lo que se debe hacer, en opinión del profesor Mathews, es presentar de una vez los planes maestros que permitan conocer cuál será la mejor manera de poner en valor los terminales.

“Nosotros continuamos con la idea de que deberíamos tener un puerto en Ventanilla que atienda la carga suelta, granel y rodante, porque la tendencia del Callao es a convertirse en un puerto de contenedores”, afirma Carlos Vargas Loret de Mola, cuya compañía tiene, desde hace años, un proyecto portuario para este distrito.

El desarrollo de otros puertos permitiría darles valor a los más de 30 corredores logísticos que el ha identificado y desarrollar el cabotaje –el cual consiste en trasladar carga por medio de buques entre los puertos de un país– y así liberar del intenso tráfico las carreteras costeras.

Pero, sobre todo, el cabotaje permitiría reducir los costos logísticos, porque es sabido que el flete marítimo representa la octava parte del terrestre.

A pesar de estos beneficios, José Vicente Silva, de , alerta que el cabotaje es una buena idea, pero sin la infraestructura externa necesaria solo generaría más congestión.

Hay más de una propuesta sobre cómo solucionar la congestión de acceso al puerto, entonces ¿por qué no se trabaja en serio para evitar accidentes y sobrecostos? El Estado y el sector privado deberían de reunirse y definir, sin tanto trámite, qué deben hacer uno y otro  para que el país pueda desarrollarse.