Los supermercados serían el único segmento que crecerían en ventas durante este año. (Foto: Allen Quintana | GEC)
Los supermercados serían el único segmento que crecerían en ventas durante este año. (Foto: Allen Quintana | GEC)
Redacción EC

El sector crecería cerca de 11% en el 2021, según proyecciones de , pues se prevé una atención normal en los locales comerciales, asumiendo que no habrá nuevos rebrotes del y una gradual recuperación del y los ingresos.

Este contexto debería favorecer la recuperación de las ventas minoristas el 2021, pero sin llegar aún al nivel de ventas del año 2019.

“La recuperación en ventas sería diferenciada, dado que esperamos un mejor desempeño por parte de tiendas por departamento y tiendas de mejoramiento del hogar -principalmente por un efecto base-, y una menor tasa de crecimiento de los supermercados -que este año se han visto favorecidos por el mayor consumo dentro del hogar-”, anotó la entidad financiera.

MIRA: Vacunas contra el COVID-19: ¿Perú está preparado logísticamente para distribuirlas a nivel nacional?

Por segmentos, prevé que el crecimiento en las ventas de los supermercados sea marginal debido tanto a un efecto base adverso -las ventas crecerían 10% en el 2020- así como por un mayor gasto de consumo fuera del hogar -en especial en el segundo semestre del 2021, pues ya estaría disponible una vacuna contra el COVID-19-. No obstante, una mayor eficiencia logística en ventas online, y una mayor penetración física con nuevos locales de formatos reducidos favorecerían el sector.

De otro lado, se espera una recuperación de las ventas del sector de tiendas por departamento, tanto por un efecto base positivo -caída en ventas proyectada para este año-, como por una mayor propensión al gasto en vestimenta y productos incluidos en la oferta de estas tiendas, ante una mejora relativa del empleo formal y ante la esperada mayor afluencia de público a centros comerciales.

En tercer lugar, se espera una recuperación de las ventas de las tiendas de mejoramiento del hogar, tanto por el efecto base, como por una mayor demanda esperada para el segundo semestre del próximo año, en parte debido a una gradual recuperación en la demanda por nuevas viviendas, ante la permanencia de incentivos para la adquisición de viviendas bajo el programa Mivivienda (menor cuota inicial y aumento de subsidios), y ante una mayor propensión a la compra de artículos para la remodelación de hogares.

Cierre de 2020

Para el 2020 la entidad financiera proyecta que el sector comercio registre una caída de alrededor de 15% respecto al 2019.

Este resultado incluye un menor nivel de ventas minoristas, principalmente debido al cierre de tiendas a mediados de marzo, y su reapertura gradual desde junio.

El desempeño por segmentos sería diferenciado, dado que, si bien esperamos que las ventas de los supermercados crezcan durante el 2020, en contraste, se registraría una caída en ventas en los segmentos de tiendas por departamento y tiendas de mejoramiento del hogar.

Los supermercados serían el único segmento que crecerían en ventas durante este año, debido a una mayor afluencia de público a partir del segundo semestre (ante menores restricciones de circulación), a una mejora relativa del canal de ventas online (mayor capacidad logística y eficiencia en puntos de recojo), e inclusive a la inauguración con nuevos locales (con formatos que requieran menor inversión inicial y menor área de operación respecto a un local tradicional). Todo lo anterior permitiría que las ventas cierren en año con un crecimiento de alrededor de 10%.

En lo referente a tiendas por departamento, las principales firmas han impulsado ventas vía canales virtuales, aplicando descuentos en sus tiendas físicas y ampliando su oferta con nuevas categorías y marcas.

Scotiabank prevé que las ventas registren una mejora relativa durante el segundo semestre del año comparadas con el primero. Sin embargo, la menor afluencia de público a centros comerciales respecto al 2019 -muchos locales en este segmento son tiendas ancla-, y la postergación en la compra de vestimenta y mix de productos ofertados -preferencia por la adquisición de bienes de primera necesidad-, incidirían sobre el resultado global para el 2020.

Por último, también se reduciría la venta de productos en tiendas de mejoramiento del hogar en 2020, especialmente afectado por la suspensión de operaciones durante el segundo trimestre del año.

Sin embargo, para el segundo semestre de 2020, se espera una mejora relativa en las ventas respecto al primero (ventas anuales crecieron en julio), siguiendo la recuperación en la venta de nuevas viviendas en Lima y ante una probable mayor adquisición de productos al interior del país -dinamismo del sector autoconstrucción en los últimos meses-.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

NOTICIAS RELACIONADAS

VIDEO DEL DÍA

Todo lo que se sabe sobre el segundo bono universal de S/.760