Lima amaneció con los estragos de las celebraciones por el Año Nuevo. Imágenes de personas tomando licor en la calle y de pistas copadas por desperdicios y pirotécnicos se repitieron en varios distritos de la capital.

El Comercio efectuó un recorrido por varias zonas de Lima y comprobó que las celebraciones duraron hasta las primeras horas de la mañana. Incluso, algunos continúan con los festejos. También fue común ver a personas tiradas en el suelo producto de su estado de embriaguez.

La gran cantidad de basura acumulada en las pistas hizo que los trabajadores de limpieza de los distritos comenzaran a laborar desde muy temprano.

La Municipalidad de Lima aseguró que su personal recogió unas 700 toneladas de residuos sólidos. 

LEE TAMBIÉN

TAGS RELACIONADOS