Lima concentra actualmente a 11.297 pacientes (69% del total nacional) y 199 fallecidos (45%). La capital registra más muertes que todo el territorio 
de Chile (139), e incluso que Colombia, con 179 decesos (Foto: Joel Alonzo/GEC).
Lima concentra actualmente a 11.297 pacientes (69% del total nacional) y 199 fallecidos (45%). La capital registra más muertes que todo el territorio de Chile (139), e incluso que Colombia, con 179 decesos (Foto: Joel Alonzo/GEC).

“Queremos evitar lo que se vio en Guayaquil”, dijo hace una semana el ministro de Salud, , cuando se le preguntó sobre las terribles imágenes que llegaban desde Ecuador: cadáveres incinerados en plena calle ante la falta de crematorios públicos y personas contagiadas con en hospitales abarrotados.

En el Perú se ha empezado a reportar lo segundo. En los últimos días, El Comercio informó sobre el colapso de varios establecimientos de salud debido al creciente número de casos positivos de . Especialmente en Lima, que ya concentra a 11.297 pacientes (69% del total nacional) y 199 fallecidos (45%).

Así, hay más muertos en nuestra capital que en todo el territorio de Chile (139), e incluso que Colombia (179).

Situación en Lima

Antes de que se confirmara el primer caso de COVID-19 en el Perú, el 6 de marzo, el Ministerio de Salud (Minsa) anunció que cinco hospitales de su red de atención estaban preparados para albergar a los futuros pacientes: Dos de Mayo, Cayetano Heredia, Hipólito Unanue, Villa El Salvador y Sergio Bernales. Todos ubicados en Lima.

A estos se sumó luego el nuevo hospital de Ate, que fue designado centro de referencia para los casos graves que requerían unidades de cuidados intensivos (UCI) con ventiladores mecánicos. Sin embargo, este Diario mostró que las áreas acondicionadas allí se habían desbordado; que su mortuorio estuvo lleno de cadáveres dos días; y que solo tenía 20 camas UCI, además de 35 ventiladores incompletos.

La situación era similar en el hospital Almenara, de la red Essalud: insuficiente número de camas UCI y médicos infectados. Al respecto, el ministro de Salud, Víctor Zamora, dijo días atrás: “Hemos pasado de 100 camas UCI a 500, hemos aumentado la cantidad de profesionales destinados a estas zonas”.

El presidente Martín Vizcarra confirmó ayer que el país tiene 525 camas UCI con ventilador para atender la emergencia del COVID-19. De ese total, 379 (72%) se encontraban en Lima y Callao; es decir, hay una tasa de 4 camas UCI por cada 100.000 personas en el ámbito metropolitano ante la pandemia. A la fecha, ya se habían ocupado 318 (84%).

En comparación con otras grandes ciudades latinoamericanas, nuestra capital está relegada: en la provincia ecuatoriana de Guayas (donde se ubica Guayaquil), la tasa de camas UCI es de 8,1 por cada 100.000 habitantes; en Bogotá, es de 7; y en Santiago de Chile, llega a 27,2.

Solo en la capital chilena hay 1.937 UCI disponibles, casi cuatro (3,7) veces más que la cifra total del Perú. Esto, pese a que la tasa de fallecidos en Lima (2,1 por cada 100.000) supera a la de Santiago (0,9). Y la tendencia de la curva no perdona: a menos UCI, más muertos.

Retos compartidos

El Ejecutivo ya anunció que, a fines de abril, espera tener mil de estas unidades en el Perú. Para Miguel Palacios, decano del Colegio Médico del Perú, esto no será suficiente porque calcula que al domingo 26 se requerirán unas 1.500 camas de este tipo, ya que no se efectúa “un control adecuado de los mercados y de la movilización social”.

En Lima, el desafío ha sido vigilar el cumplimiento del aislamiento e inmovilización social obligatorios. En Santiago, la cuarentena es sectorizada (se ha levantado en algunas comunas debido a una reducción en el número de casos positivos); y en Bogotá se implementó el denominado pico y género (en días pares salen mujeres; en los impares, hombres).

En la capital colombiana, el reto también está en mejorar la capacidad de atención médica instalada. La alcaldesa Claudia López adelantó que hasta que no tengan 2.000 camas UCI (hoy tienen 541) y se hagan 200.000 pruebas de descarte no se levantará la cuarentena. “Antes no, no nos vamos a exponer a más contagios”, dijo.

Guayaquil sigue siendo la ciudad con el panorama más sombrío. Su registro de datos es crítico: aunque oficialmente suman 232 muertos, el Gobierno Ecuatoriano ha dicho que las cifras son en realidad “alarmantes”. Solo entre marzo y los primeros 15 días de abril, se han reportado 10.939 decesos en la provincia de Guayas, los cuales “probablemente” hayan sido por el COVID-19.

¿Cuán lejos estamos de un escenario devastador por la pandemia? Las semanas venideras lo dirán.

Elaboración: EC
Elaboración: EC

¿Cómo prevenir la propagación del coronavirus?

Para reducir la probabilidad de contagio existen varias maneras. Las principales son:

· Lavarse las manos con agua y jabón por 20 segundos y usar alcohol o gel desinfectante.

· Mantenerse a una distancia mínima de 1 metro de cualquier persona.

· Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca, debido a que las manos al palpar muchos objetos y superficies pueden recoger el virus.

· Mantener una buena higiene respiratoria: si tose o estornuda deberá cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel, que deberá desecharse de inmediato.

· Permanecer en casa si no se encuentra bien. En caso tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y siga las instrucciones que le de personal de salud.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que la covid-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

VIDEO RECOMENDADO

Conoce el mapa de infectados por Covid-19 en los distritos de Lima
Coronavirus en Perú: conozca los cuidados que debe tener en casa con un paciente con COVID-19 20/04/

TE PUEDE INTERESAR