Redacción EC

ROSA AQUINO ROJAS

Luego de que un ,  anunció que realizará un peritaje a las unidades de las cuatro empresas operadoras de buses, entre ellas Lima Bus Internacional. Esta empresa también es la propietaria de la  en mayo del 2013.

Las conclusiones de estas inspecciones estarían listas en dos meses aproximadamente.

"Hemos coordinado con Invermet para que, en su calidad de supervisor de los contratos de concesión, lleve a cabo un peritaje muestral de toda la flota", dijo a El Comercio Ítalo Fernández, gerente general de Pro Transporte. Esta medida será adicional a la inspección técnica que la Universidad Católica hará a la unidad siniestrada el último martes.

El funcionario aseguró que, además, se exigirá a las compañías la implementación de un sistema contra incendios en todas sus unidades.

En la actualidad, solo 75 vehículos articulados y 50 que prestan el servicio alimentador, de propiedad de la concesionaria Transvial Lima S.A.C., cuentan con sistema contra incendios. No ocurre los mismo con las otras 119 unidades troncales y 162 alimentadoras que son administradas por Perú Masivo, Lima Bus Internacional S.A. y Lima Vías Express.

NO SE PUEDEN APLICAR MULTAS

La Municipalidad de Lima no puede sancionar económicamente a los operadores debido a una adenda al contrato suscrita en julio del 2010. La adenda se fijó porque aún Pro Transporte no ha cumplido con entregar toda la infraestructura.

"Solo estamos aplicando sanciones administrativas, que van desde la evaluación y suspensión de algunos buses o el retiro de estos por no cumplir con las especificaciones técnicas", explicó Fernández.

El área legal de Pro Transporte pedirá incluir el incidente del martes a la , al cual fue presentada el 6 de noviembre pasado por . El caso está en la Fiscalía Provincial Penal 40 de Lima, a cargo de la fiscal Ninfa Espinoza.