Racismo en redes sociales puede ser penado con 4 años de cárcel
Racismo en redes sociales puede ser penado con 4 años de cárcel
Redacción EC

Las conductas o expresiones racistas manifestadas a través de las redes sociales, como las que denunció recientemente la cantante folclórica Dina Páucar, pueden ser sancionadas hasta con cuatro años de prisión, afirmó el abogado penalista Luis Lamas Puccio.

Racismo en redes sociales: un fenómeno que avanza sin freno

El letrado explicó que existen diferentes factores que funcionan como agravantes en este tipo de delito, cuya sentencia mínima es dos años de prisión según el Código Penal.

Esos factores agravantes, que hacen que la pena sea máxima, son el uso de medios de comunicación y plataformas masivas, como los ataques racistas a través de redes sociales denunciados por la cantante.

“Otros agravantes son que la práctica racista sea ejercida por un funcionario o autoridad; el uso de violencia física y  el aprovechamiento de medios de comunicación o plataformas masivas como las redes sociales”, explicó.

Manifestó, no obstante, que la norma tiene vacíos legales que impiden sancionar diferentes situaciones de racismo, como cuando la publicidad en televisión sugiere que ciertos productos son solo para un tipo de persona según su etnia o color de piel. "Se escudan bajo diferentes argumentos para imposibilitar una sanción hacia ellos”.

MENORES DE EDAD IMPUNES

Otro problema frecuente en estos casos es la participación de menores de edad, a quienes solo se les considera como infractores y no cumplirían las sentencias de prisión mencionadas. Precisamente el agresor de Páucar sería un adolescente de menos de 18 años.

El abogado penalista indicó además que el concepto de igualdad es la base para determinar como delitos todos los comportamientos relacionados al racismo y discriminación.

“El Ministerio Público debe tomar cartas en el asunto apenas tome conocimiento de un acto que implique racismo, abriendo una investigación contra los que resulten responsables, ya que no se necesita denuncia de parte”, señaló.

Finalmente, Lamas lamentó que la confidencialidad de estos procesos legales no permita tener una estadística de casos de racismo que hayan sido condenados, así como el número de denuncias al respecto; lo que permitiría hacer un mejor balance de los resultados y las medidas a tomar.