Ana Estrada está a poco de poder decidir sobre su propia muerte. Por ahora, celebra que los procuradores públicos no hayan apelado la sentencia que le da la razón en su pedido. (Foto: Ana Lía Orézzoli / Somos)
Ana Estrada está a poco de poder decidir sobre su propia muerte. Por ahora, celebra que los procuradores públicos no hayan apelado la sentencia que le da la razón en su pedido. (Foto: Ana Lía Orézzoli / Somos)
Lourdes Fernández Calvo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

“Soy Libre”. Así celebró el conocer que ni el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, ni el de Salud ni tampoco Essalud apelarán la sentencia que permite que pueda acceder a la eutanasia ante la enfermedad degenerativa e incurable que padece. Y sí fue una celebración, cuenta, porque hace mucho esperaba por sentirse así, en libertad, con el poder de decidir en su propia vida y su propia muerte.

“No me sentía libre y pensé: el día que yo escriba o pronuncie que soy libre ese día será el día más feliz de mi vida. Ahora lo puedo decir y escribir. Son solamente dos palabras, pero significan tanto y lo abarcan todo”, dice Estrada a El Comercio.

No apelarán

La noche del martes, la Procuraduría General del Estado informó mediante su cuenta de Twitter que tanto el y Derechos Humanos (Minjusdh), como el Ministerio de Salud (Minsa), no presentará una apelación contra la sentencia del caso de Ana Estrada.

En su informe, la Procuraduría Pública del Minjusdh señala que dicho fallo “no es pasible de medio impugnatorio alguno al tratarse de una sentencia que no genera agravio alguno a los derechos e intereses del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos”.

MIRA: Ana Estrada: ministerios de Justicia y Salud no apelarán fallo que le permite acceder a la eutanasia

Explicaron que la no impugnación de la sentencia “guarda coherencia y armonía con la posición que asumió al momento de contestar nuestra demanda, en cuyo marco no ingresamos a discutir al fondo, sino más bien a la posibilidad y limites que la Constitución le impone al juez”.

En su argumentación también señalan que en la sentencia más que agraviar a los intereses del sector justicia, lo que en realidad hace es complementar y armonizar con las políticas que viene impulsando el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos según el Plan Nacional 2018-2022, “considerando el status de primordial que tiene el derecho a la vida y a la dignidad en nuestro ordenamiento jurídico, así como la insoslayable situación de vulnerabilidad que tienen las personas que sufren graves enfermedades degenerativas e incurables”.

Minutos después, Essalud también dio a conocer que se sumaba a la posición del Minsa y el Minjusdh respecto al caso de Ana Estrada. En un documento, la entidad le pide al Minsa establecer el protocolo a seguir para cumplir lo establecido en la sentencia de Estrada.

Comunico que nuestra posición institucional sería la de cumplir con el fallo judicial en lo que corresponde a EsSalud”, se indica en el documento que lleva la firma del gerente general del Seguro Social, Alfredo Barredo Moyano.

Otro punto importante es que Essalud asegura que respetará irrestrictamente la decisión de los médicos, en el libre ejercicio de su derecho, a la objeción de conciencia respecto al mandato judicial que ordena respetar la decisión de de poner fin a su vida a través de la .

Desde la Defensoría del Pueblo, el equipo legal se ha encargado de que este respeto a la decisión de los médicos esté incluido en la sentencia. Aseguran que confían en que hay profesionales de la salud que respaldan la causa de Ana Estrada.

MIRA: Caso Ana Estrada: Ministros de Estado saludan fallo judicial que ordena respetar su derecho a una muerte digna

Los pasos que faltan

Percy Castillo, adjunto para los Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo y defensa legal de Ana Estrada, precisó que lo que se espera ahora es que la sentencia dictada por el Undécimo Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima sea elevado a consulta a la Corte Suprema para que sea evaluada por un juez.

“Cuando un juez declara inaplicable el Código o una ley en general, el procedimiento marca que tenga que elevarse ante la Corte Suprema. Ellos examinan que la inaplicación cumpla con lo que dice la ley, porque hay exigencias de cuando se puede invalidar. Si están de acuerdo, la Suprema aprueba la decisión del juez de inaplicado y con ello la sentencia está firme en todos sus extremos y queda consentida”, explica.

De no aprobarse la sentencia, el juez ordenará que se emita un nuevo fallo. “En estos casos, las posibilidades son muy limitadas”, agrega Castillo.

En el camino, ¿se podría presentar algún obstáculo que afecte el proceso? La abogada Josefina Miró Quesada, quien forma parte del equipo legal de la Defensoría del Pueblo, aclara que no existe posibilidad de que algún tercero pueda presentar algún recurso legal en el proceso ya que se trata de los derechos constitucionales de una persona en particular.

“No hay posibilidad porque es un proceso de tutela en donde se discuten los derechos fundamentales de una persona y ningún tercero puede intervenir para decir que sus derechos están en juego porque el caso se ciñe al caso de Ana estrada. No habría ningún interés legítimo de alguna parte”, explica.

Ana Estrada es muy consciente de lo que se viene aún y que falta un pequeño paso para alcanzar la libertad plena, pero eso no le impide celebrar el gran salto que su caso ha dado y el precedente que deja en favor de los derechos humanos.

“Hay una última instancia que queda, pero yo desde ayer en la noche estoy celebrando el hecho de que la procuraduría no haya apelado porque eso me parece que queda como precedente y quiero haga eco en otros casos de derechos humanos. Ese solo hecho para mí es para celebrarlo, para que sea un ejemplo y la otra instancia ya lo ven los abogados y, cuando eso pase, lo celebraremos también. Lo que ha pasado ayer ha sido histórico”, dice, ahora, sin miedo.

VIDEO RECOMENDADO