(Foto: difusión)
(Foto: difusión)
Claudia Sovero Delgado

A mediados de abril, diversos mercados del país empezaron a instalar túneles o cabinas desinfectantes con el objetivo de eliminar el nuevo . Fue la Municipalidad Metropolitana de Lima quien implementó la primera cabina de desinfección portátil en el ingreso del Mercado Mayorista Móvil, en San Juan de Miraflores. En una nota oficial, la comuna capitalina indicó que esta se realizó siguiendo estrictamente los parámetros de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Días después, luego de que esta iniciativa se replicara en otros mercados y zonas del país, el Ministerio de Salud (Minsa) precisó en un comunicado que el uso de estas cabinas no es recomendable ya que no existe evidencia científica que demuestre su efectividad. Agregó que incluso pueden aumentar el riesgo de dispersión del virus.

Para profundizar más en este tema, El Comercio conversó con dos especialistas del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), un ingeniero y una doctora especialista en biodiversidad. Ambos aseguraron que a la fecha aún no se ha comprobado que estas cabinas contribuyan a desaparecer el virus del organismo.

Para Dalila Martínez, médico de la UPCH, sostuvo que según la Organización Mundial de Salud no se ha demostrado la eficiencia de las cabinas para la desinfección. “Las sustancias pueden generar un efecto tóxico en una persona, ya que el amonio cuaternario puede causar irritación a nivel de las mucosas, lo cual permitiría el ingreso no solo del virus, sino de otros gérmenes y creamos otro problema en vez de tratar de facilitar las cosas”, explicó.

Asimismo, resaltó que el COVID-19 se transmite a través de las vías respiratorias, por lo que se debe evitar la generación de aerosoles como los que usan estos equipos desinfectantes.

Al respecto, el ingeniero Pierre Padilla, investigador asociado de la UPCH, resaltó que en la actualidad existe un debate sobre las cabinas desinfectantes, ya que hay empresas que las fabrican o las importan sin que se haya comprado que tan eficiente es rociar ciertas sustancias sobre las personas.

“Nosotros no sabemos si estas empresas han sido previamente validadas o si han pasado por una homologación de entes reguladores. Lo que sí se tiene claro es que se deben agilizar los procesos con los dispositivos de soporte”, precisó.

Para Padilla es importante prestarle atención y agilizar los temas relacionados a la regulación y estándares nacionales para la fabricación de este tipo de equipos por parte de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) del Minsa.

“Tenemos que ver en qué cantidades y bajo qué condiciones se están utilizando. Lo importante antes de entrar a un mercado es tener información técnica. Lo que estamos haciendo con otras universidades y empresas que ven temas de bioseguridad son revisiones bibliográficas, ensayos clínicos y generando información con personal médico", explicó.

Por su parte, el último reporte del Minsa a cargo del biólogo Elmer Quichiz Romero, director ejecutivo de la Dirección de Control y Vigilancia (DCOVI) de la Digesa, sostuvo que la ciencia aún no ha demostrado la efectividad de estos túneles desinfectantes, tampoco se conoce con certeza los agentes químicos que expiden y en qué concentración.

El especialista remarcó que toda desinfección para evitar el COVID-19 debe realizarse sobre una superficie inerte (mesas, pisos, estantes, autos), y no sobre una persona ya que para ello existen productos de aseo o antisépticos con el respectivo registro sanitario.

¿Quiénes son las personas que corren más riesgo por el coronavirus?

Debido a que el COVID-19 es un nuevo coronavirus, de acuerdo con los reportes que se tienen a nivel mundial, las personas mayores y quienes padecen afecciones médicas preexistentes como hipertensión arterial, enfermedades cardiacas o diabetes son las que desarrollan casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otras.

¿Hay cura para el COVID-19?

Aún no existen pruebas de que alguna vacuna o medicamento pueda prevenir o curar la enfermedad. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas; y si el paciente está grave, deberá ser hospitalizado.

La OMS coordina esfuerzos para encontrar la cura contra este nuevo coronavirus que ha acabado con la vida de miles de personas.

VIDEO RECOMENDADO

Sepa cómo funcionan los ventiladores mecánicos y por qué son claves en la batalla contra el COVID-19