Hernán Medrano Marin

Según la evidencia científica, la es el procedimiento más efectivo para combatir el . En el caso peruano, la inoculación de un buen porcentaje de la población con dos dosis permitió que hubiera menos muertes durante la tercera ola (enero-febrero 2022), en comparación con la cifra alcanzada en la segunda ola (enero-febrero 2021), cuando recién llegaban al país los primeros lotes de la vacuna.

LEE TAMBIÉN: Essalud reactiva voluntariado tras dos años de pandemia COVID-19: estos son los requisitos

La mutación del virus y la aparición de nuevas variantes han generado que una tercera dosis forme parte del esquema básico de vacunación contra el COVID-19. Además, el titular del Ministerio de Salud (), Jorge López, ha alertado sobre un aumento de casos en el ámbito nacional, por lo que no se descarta una próxima cuarta ola.

Pese a ello, poco más de diez millones de peruanos no han recibido la tercera dosis de la vacuna contra el COVID-19, según el Repositorio Único Nacional de Información en Salud (Reunis) del Minsa. Además, veinte regiones tienen menos del 70% de población vacunada con la tercera dosis. Algunas de ellas son Madre de Dios, Puno, Ayacucho, Loreto, Amazonas y Huancavelica.

Hay un incremento de casos. Es muy probable que en el transcurso de la semana evaluemos y si esto continúa, estaríamos entrando en la cuarta ola”, indicó el ministro López.

Sin embargo, precisó que no se ha registrado un aumento de hospitalizaciones ni casos graves. El Reunis sitúa solo al Callao, La Libertad y Áncash como las regiones con mayor ocupación de camas UCI (en zona COVID-19). En el caso de Lima Metropolitana, la quinta parte de sus camas es utilizada.

LEE TAMBIÉN: Minsa sobre aumento de casos COVID-19: Si esto continúa, es muy probable que ya entremos a la cuarta ola

Bajo estas cifras, el viceministro de Salud Pública, Joel Candia, sostuvo que el sector salud aplica estrategias para cerrar brechas en cuanto al esquema básico de vacunación.

Hay personas que ni siquiera han recibido la tercera dosis, en menores de 39 años para abajo”, dijo.

Focalizar esfuerzos

Percy Mayta-Tristán, médico y director de investigación de la Universidad Científica del Sur, señaló a El Comercio que, de darse una cuarta ola, esta sería más parecida a la tercera que a las dos primeras, con menos casos graves en función del total de infectados.

En cada nueva ola vamos teniendo mayor protección por la inmunidad híbrida, es decir, vacuna y antecedente de infección”, dijo.

LEE TAMBIÉN: Minsa reporta “pequeño” incremento de casos de COVID-19 y descarta inicio de una cuarta ola en el país

Resaltó que a la fecha queda claro que el esquema de vacunación contra el COVID-19 es de tres dosis, por lo que aún existe una brecha importante por cubrir.

El Minsa debe focalizar sus esfuerzos para que la población objetivo avance con su vacunación completa. Es necesario explicar que tres dosis tienen 90% de efectividad relativa frente a solo dos”, sostuvo.

Por último, recomendó revisar la disponibilidad de oxígeno en los hospitales y centros de salud no solo por una posible cuarta ola, sino también por la temporada de infecciones respiratorias que trae consigo el invierno.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más