El último jueves, usuarios hicieron colas desde la madrugada para presentar reclamos en la sede de Santa Anita de Luz del Sur. (Hugo Curotto / GEC)
El último jueves, usuarios hicieron colas desde la madrugada para presentar reclamos en la sede de Santa Anita de Luz del Sur. (Hugo Curotto / GEC)

En las últimas semanas, usuarios de servicio de energía eléctrica han reportado . En junio, Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), señaló que han detectado errores de facturación en recibos de luz por parte de las empresas proveedoras en los meses de marzo, abril y mayo.

La evidencia de esta situación ocurrió con el cambio a una cuarentena focalizada y la reapertura de oficinas de compañías eléctricas. Cuando esto ocurrió, muchos usuarios salieron de sus casas para presentar personalmente reclamos. En Santa Anita, donde funciona una oficina de Luz del Sur, y desorden por esta situación.

MIRA: ¿Cuáles son los requisitos establecidos para viajar en bus o en avión tras la cuarentena?

Hans Berger, gerente de Relaciones Corporativas de esta empresa, señala que en dos días acudieron unas 3.000 personas a la sede; sin embargo, solo 70 presentaron un reclamo formal. La diferencia, indica, se debe a que quedaron conformes con la explicación sobre el cálculo realizado durante la emergencia sanitaria.

Si tiene dudas sobre el monto de su recibo, estos son los puntos que debe considerar.

1. Pago promedio

Luz del Sur y Enel explican que durante la cuarentena se suspendió la lectura de medidores y se utilizó el promedio de los últimos seis meses para emitir los recibos. Esto causó que se presentaran cobros que no necesariamente coincidían con el consumo real.

Sin embargo, con la reanudación de actividades se ha podido sincerar el consumo. “Recién a finales de mayo se ha retomado la medición casa por casa. Ahora los recibos tendrán el consumo real y se conocerá el monto de devolución o el adicional si se utilizó más energía del promedio”, detalla Alicia Martínez, gerenta de Comunicaciones de Enel.

2. Saldo a favor y beneficios

El problema mayor surgió con las casas u oficinas que estuvieron cerradas durante la cuarentena establecida por el Gobierno, pero a las cuales se les cobró un promedio sin haber consumido energía. En estos casos, los usuarios que pagaron tendrán un saldo a favor, el cual se descontará en el próximo recibo, aseguran desde ambas empresas.

Por otro lado, el Gobierno dispuso el fraccionamiento en el pago de los recibos para hogares residenciales con consumos de hasta 300 kWh al mes. Para conocer más de este beneficio, los usuarios ingresar y.

También se anunció , que contempla la ayuda de S/160 a familias de menos recursos. Osinergmin tiene plazo hasta el 27 de julio para publicar el padrón de beneficiarios de ese bono.

3. Mayor consumo

Otro punto por considerar, indica Berger, es que con el confinamiento obligatorio, trabajo remoto y educación en línea se utilizó más energía que otros meses. “Estimamos que el consumo se elevó en 20% por cada mes”, dice.

Para salir de dudas, se recomienda a los usuarios verificar los medidores y constatar si el monto facturado corresponda al consumo real. “Nos pueden enviar una foto del medidor al WhatsApp para solucionar el problema”, agrega Martínez.

4. Medios de queja

Quienes no estén conformes con el cálculo realizado por las empresas pueden presentar sus reclamos a través de la línea 617-5000 de Luz del Sur y la web . Para Enel, se puede llamar al 517-1717, escribir por WhatsApp (917-614374) o ingresar a .

Ambas empresas instan a sus usuarios a usar los medios virtuales a fin de mantener el aislamiento por seguridad. Enel agregó que sus centros de atención se están reabriendo progresivamente con aforo reducido y protocolos de seguridad.

Centros de atención a clientes operan con aforo reducido. (Enel)
Centros de atención a clientes operan con aforo reducido. (Enel)


5. Refacturación

Osinergmin dispuso el último jueves la refacturación de los recibos que no estén sustentados en lecturas de los medidores, a partir del 30 de junio. El ente recordó que las empresas no pueden condicionar la atención del reclamo al pago previo ni efectuar el corte del servicio mientras exista un reclamo en trámite. Es obligatorio que informen claramente al usuario cómo facturó y liquidó sus consumos, así como la política de fraccionamiento de su deuda sin intereses y sobre el “bono de electricidad” dispuesto por el Gobierno.

Si el usuario no está satisfecho con la explicación brindada, la empresa emitirá una resolución en un máximo de 30 días hábiles, culminado el cual, de no haber pronunciamiento, el reclamo resultará favorable al usuario. Asimismo, si el usuario no está conforme con lo resuelto por la empresa, podrá impugnar tal pronunciamiento para que Osinergmin intervenga y solucione el reclamo.

Para más consultas comunicarse al 219-3410 (Lima), 0800-41800 (línea gratuita en regiones), escribir al correo o a través de las redes sociales de la institución.

VIDEO RECOMENDADO

La Victoria: intervienen local que realizaba pruebas rápidas sin autorización

La Victoria: intervienen local que realizaba pruebas rápidas sin autorización

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS