Redacción EC

Tras su visita a Puerto Maldonado, el traslado del papa Francisco desde el Grupo Aéreo N°8, en el Callao, hasta Palacio de Gobierno, en el Centro de Lima, tomó menos de 15 minutos, ya que la vías por las que se desplazó la comitiva se encontraban despejadas al haber sido cerradas para el transporte público y privado.

Tal como ocurrió ayer, las medidas de seguridad fueron extremas, ya que hubo policías a lo largo de la Av. Elmer Faucett, Av. Óscar Benavides (ex Colonial), plaza Dos de Mayo, Av. Nicolás de Piérola, Av. Tacna, Jr. Conde de Superunda y la Plaza de Armas.

Incluso, las autoridades también determinaron que zonas aledañas a dichas vías sean cerradas, como la Av. Emancipación y las estaciones del Metropolitano.

En muchos tramos se pudo ver a personas apostadas al borde de las pistas para saludar al papa Francisco durante su recorrido. Lo que llamó la atención es que el Sumo Pontífice se bajó de su vehículo en el cruce de las avenidas Óscar R. Benavides (ex Colonial) y Universitaria para subirse a otro automóvil.