WWF Perú remarcó que el potencial de fuentes renovables – cada vez más baratas – es grande y que, solo en los desiertos de la costa, la capacidad eólica y solar podrían cubrir buena parte de la demanda nacional. (Imagen referencial(Archivo)
WWF Perú remarcó que el potencial de fuentes renovables – cada vez más baratas – es grande y que, solo en los desiertos de la costa, la capacidad eólica y solar podrían cubrir buena parte de la demanda nacional. (Imagen referencial(Archivo)
Redacción EC


Mariela Cánepa, directora de Políticas de WWF Perú, indicó que en el Perú al menos un 6% de la población aún no tiene acceso a la electricidad. Paralelamente, remarcó que el potencial de fuentes renovables – cada vez más baratas – es grande y que, solo en los desiertos de la costa, la capacidad eólica y solar podrían cubrir buena parte de la demanda nacional, pero estas y otros tipos de energías renovables no convencionales no llegan ni al 3% de participación en la matriz energética nacional.

“Es increíble, las fuentes para un crecimiento limpio nacional están ahí, es cuestión de propiciar su aprovechamiento ordenado”, señaló Cánepa, quien recordó que el marco normativo nacional, lejos de promover la participación de energías renovables, las limita al 5% dentro del total.

“Cuando en 2011 el Reporte de Energía de WWF estimó que al 2050 el mundo podría funcionar 100% con fuentes renovables, algunos no lo creían y ahora vamos camino a eso”, expresó.

LIDERANDO CON EL EJEMPLO
La oficina local de WWF es pionera en la implementación de un sistema para generar su propia energía a través de paneles solares. “Ya son 22 oficinas de WWF en todo el mundo funcionando con energía solar y nuestra oficina en Lima es la primera en una ciudad latinoamericana”, afirmó Jean Philippe Denruyter, gerente de Soluciones de Energía Aplicadas en WWF Internacional, quien lidera la implementación de esta política en la organización.

“Esto es parte de una estrategia integral que busca impulsar la eficiencia energética en todo nivel. Sabemos que, en el contexto del cambio climático y creciente competitividad en precios de energía solar, los combustibles fósiles están de salida, pero aún hay mucha resistencia y la mejor manera de plantear alternativas es mostrando que son accesibles, que funcionan y que están aquí, y queremos hacerlo con el ejemplo”, apunta Cánepa.

EL BENEFICIO ES INMEDIATO
Según los registros de la organización, el sistema de paneles solares instalado en sus oficinas de Lima - con capacidad de generación de 7kW – cubre cerca del 35% del consumo total apenas instalado. “Nuestra meta global es que, al 2020, el 25% de la energía de nuestras oficinas en todo el mundo sea solar”, afirmó Cánepa.

Según la especialista, en WWF Perú, el primer paso ha sido la instalación de paneles solares cuyo objetivo inicial es cubrir el 35% del consumo actual y, a partir de prácticas de consumo responsable y eficiencia energética, se espera reducir el consumo y llegar a cubrir el 70% de la demanda de toda la oficina. Esto implicará, además, un ahorro significativo en las cuentas de luz.

“Apenas al tercer día de instalados los paneles y de iniciar una campaña interna de cambio de hábitos se ha alcanzado momentos de cerca de 100% de cobertura del consumo con energía solar”, señaló Denruyter.