El taxi 2.0 gana cada vez más terreno en nuestra capital
El taxi 2.0 gana cada vez más terreno en nuestra capital
Redacción EC

FERNANDO GONZÁLEZ-OLAECHEA T. /

El viejo taxi cuyo único distintivo era un letrero pegado en el parabrisas –y que había que distinguir entre todos los demás autos en la calle– empieza a extinguirse. Desde el 2012 ha aparecido una nueva forma de solicitar un taxi en la ciudad. Podemos llamarla taxi 2.0.

En la capital existen al menos cinco empresas que trabajan con aplicaciones móviles para atraer a sus clientes.

Su crecimiento se puede calcular por el número de veces que han sido descargadas en Android o iTunes, por ejemplo: 10 mil en el caso de Taxi Satelital o 35 mil en . Pero también se puede medir por las proyecciones de crecimiento como negocio. Este año, por ejemplo, Easy Taxi, una de ellas, espera aumentar un 40% de usuarios cada mes.

Esta compañía llegó al Perú en noviembre del 2012 y funciona directamente como una aplicación digital (ver infografía). “La comunicación se da directamente entre pasajero y conductor, y nosotros solo revisamos los pedidos”, dice Drago Macan, cabeza de la franquicia en el país, que opera en otras 26 naciones y que es hoy una de las más exitosas.

Rapidez en el servicio
La clave de esta revolución en el servicio de transporte puerta a puerta es la inmediatez, seguridad y la comodidad. Alexia de Almenara pertenece al grupo de usuarios que prefiere acceder al servicio a través de su teléfono. 

“Es mucho más sencillo, tienes la capacidad de grabar las direcciones desde donde usualmente solicitas las carreras. No tienes que salir de donde estás para llamar, solo aprietas tres botones y listo”, cuenta.

“La aplicación nos permite resolver la saturación de llamadas. Antes dejábamos de contestar el 25% de estas.Además, el usuario sabe ahora dónde está su unidad. Eso le da tranquilidad. Y si no puede ver la unidad por un problema en el GPS, tiene el teléfono del conductor”, explica Gina Romero Vittorino, subgerenta administrativa de Taxi Satelital, una empresa que empezó operando con una central de llamadas y que en la actualidad cuenta con 2.000 conductores afiliados.

El auge de los servicios de taxi que utilizan aplicaciones bien puede explicarse con el aumento de los dispositivos móviles. El año pasado, el 75% de la facturación por venta de teléfonos en el país provino de los smartphones, es decir, que tres de cada cuatro celulares que se usan son de este tipo. En el 2012 estos representaban el 56%.

Pedido y pago digital
Cabify es una empresa que nació en España, pero que opera en la capital desde octubre del 2012.

En su caso el pago por el servicio se realiza solo de manera digital, con tarjetas de crédito o débito, o a través de PayPal. Uber es otra compañía de taxi (aunque apunta a que su servicio se asemeje a la experiencia de tener un chofer privado)que también cobra solo de forma electrónica.

Erick Iriarte , abogado especialista en temas de informática, explica a El Comercio que es importante que las personas que decidan usar una aplicación como estas, en las que ingresan datos que van desde su teléfono hasta su número de tarjeta de crédito, averigüen antes qué empresa las respalda.

No obstante, el experto enfatiza que es responsabilidad de estas compañías asegurarse de que la información de los usuarios esté a salvo.

Subgerencia de taxi en camino

La Municipalidad de Lima creará una subgerencia de taxi para aumentar la fiscalización en el servicio, la que debe estar funcionando a mediados del próximo mes, informaron fuentes de la Gerencia de Transporte Urbano (GTU).
 
El 15 de enero pasado la comuna dio fin al plazo para que los taxistas elijan la modalidad de trabajo. Sin embargo, la formalización fue cuestionada por las constantes demoras. La última prórroga permite que hasta el 30 de junio los taxis independientes y de estación implementen franjas a cuadros que los identifiquen como formales en la capital.