Servicio de 'taxi' en moto es ilegal en el Perú.
Servicio de 'taxi' en moto es ilegal en el Perú.
Redacción EC

"¡Felicitaciones! Has pasado todos los filtros de seguridad. Ya puedes comenzar a ganar dinero conduciendo en Picap".

El correo electrónico llegó ayer a las 10:54 a.m. Era la confirmación de estar inscrito como conductor en Picap, una nueva app móvil que permite pedir un “taxi” en moto, .

Esta empresa, de capitales colombianos, en realidad no realizó ningún filtro sobre el estado de la licencia, ni verificación de identidad, ni solicitud de antecedentes penales: aceptó a este chofer sin siquiera tener un brevete para moto, ni vehículo, y sin saber manejar este tipo de vehículo.

En minutos comenzaron a llegar al celular solicitudes de carreras. Las tres primeras eran de mujeres, quienes ignoraban el peligro al que se exponían al pedir un servicio de transporte que no filtra a sus choferes. Si bien las carreras no fueron realizadas, decidimos hablar con ellas.

#NoTePases
#NoTePases

“Es preocupante, parecía ser una empresa seria. Lamentablemente, nos vemos obligadas a usarla porque es la única manera de evadir el tráfico vehicular”, dijo una de ellas.

Picap opera en Lima sin que nadie controle sus operaciones, pero ya tendría más de 400 choferes inscritos que realizan carreras, según pudimos conversar con varios de ellos organizados en grupos de WhatsApp. Al margen de la ilegalidad de este servicio, lo más grave son los escasos filtros de esta empresa para inscribir a sus choferes: convertirse en conductor de Picap fue más fácil que crear una cuenta de Facebook.

De hecho, con el fin de comprobar cómo recluta la empresa a sus choferes, no colocamos una placa de moto sino la matrícula de un carro fuera circulación, y un certificado SOAT con los datos en blanco.

No obstante, 48 horas después, llegó ese mensaje de correo de la app que confirmaba la inscripción de este nuevo conductor.

k
k

Esta situación coincide con el reclutamiento de choferes de varios taxis en auto por aplicativo. Como El Comercio constató en el 2018, una gran cantidad de choferes de taxis por app no pasan por filtros suficientes, operan sin autorización municipal (certificado Setame) y tampoco cuentan con los requerimientos necesarios, como SOAT de transporte público.

Riesgo en dos ruedas La estrategia de Picap es la promesa de un viaje “más rápido y barato que el taxi o el auto”. Sin embargo, muchos usuarios ignoran el peligro al que se exponen.

Según el cuerpo de bomberos, 13 de cada 30 accidentes de tránsito atendidos por esta institución tienen a motocilistas involucrados.

Sumado a ello, es común ver a motorizados de empresas de reparto a domicilio, como Glovo y Rappi, realizando carreras como choferes de Picap en paralelo, obligando a sus pasajeros a llevar las pesadas mochilas cuadradas que trasladan los productos.

La campaña #NoTePases de El Comercio también decidió probar esta app como pasajeros. El chofer que nos tocó, según el portal del MTC, no tenía brevete y cometió 8 infracciones en menos e 10 minutos.

#NoTePases
#NoTePases

¿Quienes son los responsables de limitar el uso de aplicaciones de servicios de movilidad prohibidos? Para contestar esta pregunta, hablamos con Bruno Ortiz, periodista de El Comercio especializado en materia tecnológica.

“Ya que Google no puede decirle a los creadores de la aplicación que la retiren, creo que puede haber una salida viable: que la autoridad competente –ya sea el MTC o los gobiernos locales- se comunique directamente con Google y le demuestre, con la documentación adecuada, que el uso de esa aplicación va directamente en contra de las leyes peruanas. Con eso podrá solicitarles que esta app deje de aparecer para descarga en la tienda de aplicaciones para los usuarios peruanos”.

El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), en cumplimiento de su rol rector, estableció que las motocicletas lineales están impedidas de brindar servicio de taxi. Por tanto, corresponde a las municipalidades provinciales de todo el país que realicen acciones de control y fiscalización a fin que esta normativa se cumpla.