El Minsa estima vacunar a más de 22 millones de peruanos contra el COVID-19 cuando esté lista la vacuna. (Foto: archivo /GEC)
El Minsa estima vacunar a más de 22 millones de peruanos contra el COVID-19 cuando esté lista la vacuna. (Foto: archivo /GEC)
Roger Aguilar Mendieta

Redactor de la sección Nacional

roger.aguilar@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Mientras aún se llevan a cabo los ensayos clínicos de las candidatas a vacunas contra el COVID-19, y en los días en que el Ministerio de Salud () aprobó el pasado 16 de octubre el , el viceministro de Salud Pública, hace unos días que la aplicación de la vacuna contra el COVID-19, una vez que esté lista, debe ser voluntaria. Lo dijo luego de explicar que, en principio, todo medicamento o sustancia no se les puede administrar de manera obligatoria a las personas.

MIRA: municipalidades y COVID-19: casi 1.000 denuncias por corrupción en compras durante la pandemia [suscriptor digital]

El funcionario comentó que hay dos posiciones en el mundo: una que argumenta que la decisión no solo depende de la persona a ser vacunada, sino del bien común, pues mientras haya alguien que no está inmunizado, existe la posibilidad de que se infecte y contagie a los demás.

“La posición ahora, según como lo veo yo, es que la vacuna debe ser voluntaria pero con la responsabilidad social de saber que, si tenemos una vacuna segura, me estoy protegiendo no solamente a mí, [sino también estoy] protegiendo a mi familia, protegiendo a mi comunidad”,

Pero hay también quienes opinan que su aplicación debe ser voluntaria. En agosto, en otros países o no en torno a la aplicación de la vacuna. Por ejemplo, el primer ministro de Australia, Scott Morrison, era de la opinión de que sea obligatoria. “Siempre hay excepciones a la vacuna, por razones médicas, pero deberían ser las únicas”, afirmó.

Mientras, en Estados Unidos, el médico epidemiólogo y asesor de la Casa Blanca Anthony Fauci indicó que el gobierno federal no iba a forzar su aplicación. “No podemos forzar o intentar obligar a las personas a que se vacunen, nunca lo hemos hecho”, dijo.

La posición del Colegio Médico de Lima

En entrevista con El Comercio, el epidemiólogo Juan Astuvilca, decano del Colegio Médico de Lima, señaló que los médicos tienen un compromiso ético y deontológico con los pacientes. Agregó que respetan su libre determinación, por lo que para administrarles un tratamiento o una medicina, estos tiene que dar su consentimiento.

Sin embargo, subrayó que es el Estado tiene que promover estrategias para que las personas se vacunen y se inmunicen contra el SARS-CoV-2, el virus que ocasiona la enfermedad del COVID-19.

“Tenemos que concientizar a nuestra población de que al haber una vacuna, esta va a determinar, en muchos de los casos, la protección de la persona [contra el virus] y el rompimiento de la cadena de contagios”, señaló.

“El Estado tiene que tener no solamente la capacidad logística de distribuir esta vacuna a nivel nacional, sino también ver la forma de incentivar la vacunación masiva contra esta enfermedad”, agregó.

MIRA: estos son los 17 distritos de Lima que reportan un incrementos de contagios de COVID-19

Astuvilca subrayó que desde el punto de vista de la salud pública, se tiene que “educar a la población” para que se vacune.

“Si bien es cierto que hay una persona que no quiera vacunarse, porque tiene sus ideas, sus prejuicios, tenemos que respetarla, pero [al mismo tiempo] tenemos, más bien, que disminuir ese tipo de pensamiento que muchas veces promueven algunas agrupaciones antivacunas, que sabemos que existen, que promueven el no uso de la vacuna; cuando nosotros como profesionales de la salud y como científicos, sabemos que la vacuna ha salvado muchas vidas a lo largo de la historia”, destacó

“Lo que tenemos que trabajar es concientizar a la población de que la vacuna, a lo largo de su historia, ha salvado muchas vidas”, subraya el decano Astuvilca.  (Foto: Cesar Campos)
“Lo que tenemos que trabajar es concientizar a la población de que la vacuna, a lo largo de su historia, ha salvado muchas vidas”, subraya el decano Astuvilca. (Foto: Cesar Campos)

Plan de vacunación

Mediante Resolución Ministerial 848-2020, el Ministerio de Salud ( el plan nacional de vacunación contra el COVID-19 a llevarse a cabo cuando la vacuna este lista.

La campaña de vacunación está dividida en tres etapas. En la fase I, se vacunará al personal de salud del sector público y privado. También a los miembros de las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional, bomberos, integrantes de la Cruz Roja, agentes de seguridad, serenos, brigadistas y trabajadores de limpieza. Además, a estudiantes de la salud y miembros de mesa electoral.

MIRA: Minsa establece los lugares donde se vacunarán a ciudadanos contra el COVID-19

En la fase II, se suministrará la dosis a los adultos mayores de 60 años a más, personas con comorbilidades, poblaciones de comunidades nativas o indígenas, personal del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) y a los internos.

En la fase III, la última, se vacunará las personas de 18 a 59 años.

De acuerdo al plan de vacunación, el Minsa planea inmunizar contra el coronavirus a 22´219.037 personas.

Es importante recordar que en la actualidad, se vienen realizando estudios de seroprevalencia en las regiones. Esto con miras la posible vacuna contra el COVID-19, pues estas investigaciones estiman la cantidad de personas susceptibles a contraer la enfermedad y que van a necesitar ser vacunadas, según , director adjunto de Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades.

Entre los laboratorios que vienen realizando en el país sus ensayos clínicos de su candidata a vacuna contra el COVID-19, Sinopharm. Ello, a través de la Universidad Peruana Cayetano Heredia y la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

TE PUEDE INTERESAR